Decoración

María Albarrán Idea guardada 3 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

Ideas para decorar un salón con color



Tomar decisiones acerca de los colores de la casa a simple vista parece una cuestión de gustos únicamente, pero la realidad es que debemos ser muy específicos y tener en cuenta muchos factores antes de decidirnos por un color en especial para nuestro hogar.

En este post, hablaremos en particular del salón y del tipo de ambientación que podemos lograr dependiendo de la paleta que escojamos para decorar.


1. Colores claros:

Si te gusta el rosa, el nude, blanco o beige, sin duda esta es tu paleta de color. El efecto que conseguirás al combinarlos, es una estancia cálida, confortable y con mucha luz. Los tonos claros siempre son la mejor opción si el salón de tu casa no tiene muchas ventanas o es un espacio pequeño, siempre puedes añadir algún detalle de colores más llamativos como los cojines, una alfombra e inclusive las cortinas.

2. Gama de azules:

Si evaluamos un poco más a fondo los colores y no solo nos guiamos por gustos, nos daremos cuenta de lo importante que es la psicología en este aspecto. El color azul inspira confianza, calma y paz. Si lo que buscas es crear un clima armónico para pensar, convivir y encontrar un poco de claridad, este es tu color.

3. Amarillos:

Dentro de los amarillos, hay una extensa gama de tonos desde un amarillo bebé muy claro hasta amarillo canario pasando por tonos mostaza o tendencia a marrones. Es un color arriesgado pues es muy llamativo e inclusive un poco agresivo en cualquiera de sus presentaciones pero también le dará vida y alegría al salón. Mi consejo si esta es tu elección, es que primero busques pintar solo una pared hasta que te acostumbres al impacto visual que este te genera. Si no te cansa pasados unos meses, puedes tomar decisiones más importantes como comprar muebles de este color o pintar el resto de tus paredes.


4. Verdes:

Relajación, pureza o naturaleza son algunas de las sensaciones o sentimientos que podrás percibir en un salón con este color. Dependiendo de las vistas que tenga este cuarto, puedes experimentar con diferentes tonalidades. Si la ventana da al jardín entonces busca un tono más claro para que haya un equilibrio. Cualquiera de los tonos de verde que escojas lo puedes neutralizar con el uso de colores claros o gama de crudos. Es un color que se lleva muy bien con muebles de madera clara o muebles con metal como mesitas auxiliares o estanterías. También puedes añadir plantas, se verán geniales.

5. Multicolor:

Si definitivamente lo que estás buscando es una explosión de color, juega con diferentes formas y arriésgate. No descuides el espacio de la habitación, ni la iluminación que tiene, y también busca siempre trabajar con colores complementarios (aquellos que están opuestos en la rueda de color) o análogos (los que están juntos en la rueda de color) para encontrar un equilibrio y que el cuarto tenga armonía.


Estas son solo algunas ideas pero siempre ten en cuenta tus gustos y preferencias, y como siempre te digo, haz de tu casa tu hogar. ¡Nos vemos en el próximo post!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos