Decoración

López García Decoración Idea guardada 4 veces
La valoración media de 11 personas es: Muy buena

Un DIY que da una nueva vida a los tapetes de la abuela

NUEVA VIDA DIY PARA LOS TAPETES DE LA ABUELA

Estoy segura que si os digo que penséis en los tapetes de la abuela lo primero que os va a venir a la mente son esos pequeños mantelitos de ganchillo (o crochet, no sé cómo lo llamáis) colocados debajo de cada figurita, portaretrato o cenicero del salón de nuestras abuelas. A mí, además de esa imagen, me viene otra, la de los tapetes olvidados hace años en el altillo de la tienda, ahí donde van quedando todas esas cosas que pasaron de moda pero yo me resisto a tirar, me pasa un poco como a Julia y Yenia, mis amigas de "Retro y con encanto", que a todo le veo un "algo" ;)
El caso es que, andamos últimamente inmersos en una pequeña renovación en la tienda - empezamos con el escaparate y ahora estamos con la parte interior, como es muy DIY vamos despacito - y así, reordenando unas cosas y buscando otras, hace unos días me topé con unos cuantos tapetes y claro, inmediatamente empecé a pensar aquello de "algo se podrá hacer con ellos", y me puse a buscar ideas... En nada ya había encontrado varias: lámparas, cortinas, adornos para bolsas o ropa... pero entre todas las ideas hubo una que me conquistó. Una de esas ideas DIY de las que tanto me gustan, súper sencilla y muy resultona ;)
Imagen 0


El genial trabajo que vais a ver es de Catalina Therrien, jefa de redacción y crafter de la revista Style at Home que, en una de sus propuestas, moderniza los tapetes de su abuela colocándolos en bastidores de bordado. Los tapices resultantes parecen copos de nieve sobre la pared.

De hecho, la idea era enseñaros mis propios tapices, había lavado los tapetes y los tenía listos para empezar, pero al final no he podido encontrar unos bastidores a mi gusto, así que - ya me perdonaréis - hoy sólo os enseño la idea y prometo llevarla a cabo más adelante. De momento, vamos con la explicación ;)

Imagen 0


Pasos a seguir:

1. Busca un bastidor de bordado que sea ligeramente más pequeño que el tapete que tengas. Si consigues más de uno y de distintos tamaños, el resultado es aún más chulo.

2. Desatornilla el bastidor para separar sus anillos. Centra el tapete en el anillo interior y ve tirando de él para que se vaya tensando. Cuando lo tengas listo, desliza con cuidado el anillo exterior y aprieta bien la roseta del tornillo.

3. Una vez que el tornillo esté bien apretado y el tapete completamente tenso, corta el exceso de tapete con unas tijeras bien afiladas. Es importante que el tapete esté bien tenso, porque si hay un mínimo de margen una vez cortado el  exceso, se podría deslizar entre los anillos y arruinar nuestro trabajo.

¡Y ya está! De viejos tapetes a preciosos nuevos tapices, listos para darle un toque rústico-romántico a tu pared ;)

Imagen 0


Como os decía más arriba, lo ideal es conseguir tapetes con distintos dibujos y tamaños para que la composición quede más vistosa sobre la pared. Si lo lográis el resultado os puede quedar así de bonito.

Imagen 0


Fotos originales @ Ryan Brooke/TC Media para Style at Home 

¿No os parece ideal? ¿Y era fácil, no?  Si os ha gustado ya sabéis, 

¡todo el mundo a buscar los tapetes de la abuela y manos a la obra!

¡¡FELIZ FIN DE SEMANA!! 

 

Fuente: este post proviene de López García Decoración, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

MESAS BONITAS PARA NAVIDAD

No sé vosotras pero la Navidad y sus días previos suelen ser de lo más atareado...hay tantas cosas que preparar; preparar la casa para las visitas (en mi caso toda mi familia; hermanos, padres, sobrin ...

Recomendamos