Blog de Molinsinteriors Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

3 falsos mitos sobre interioristas


Si preguntamos a personas al azar que es el interiorismo o cual es la función de un interiorista, seguro que obtenemos múltiples respuestas. Algunas acertadas, otras lejos de la realidad y muchas incógnitas. Debido al poco conocimiento sobre este sector, se han creado falsos mitos al rededor de la figura del interiorista o del decorador, o si lo prefieres, arquitecto de interiores. Y, ¿Porqyé tantos nombres para una misma profesión? Quizás porque sus funciones también son muy diversas. Así que en este breve artículo vamos a tratar de desgranar cuales son sus funciones y hasta donde llegan, pero sobretodo qué no hacen y la mayoría de gente piensa que si.

1. Un interiorista es una persona que te ayuda a elegir que poner en cada lugar de tu casa

Si, no es del todo incorrecta la afirmación, pero nunca de manera absoluta. Es decir, los interioristas son figuras más completas que los estereotipos de hombre o mujer con un caniche en la mano y vestido a la última moda, el cual tiene las 24 horas para seguirte en tus compras y afianzar una relación de lo más chic entre profesional y cliente, que todos sabemos que va a finalizar cuando se paguen los servicios. El interiorista o decorador interior suele alejarse de este patrón, llegando a ser una figura indispensable en tu proyecto de decoración, abarcando temas de estructura, estética y optimización.

2. Los interioristas solo son contratados por gente rica y para grandes casas

Completo error. Debemos ser capaces de acercar el mundo del interiorismo, tratado profesionalmente, a todo el mundo. Existen todo tipo de profesionales, desde los que apuestan por grandes y menos obras, hasta los que reestructuran o crean pequeños espacios como oficinas, lofts o estudios personales. Tan solo hay que saber buscar.

3. Es una profesión inventada en los últimos tiempos.

Otro grosso error. El interiorismo, como profesión se remonta a varios siglos atrás. Es más, en la antiguedad, y con la falta de herramientas para que cada uno busque su estilo personalmente ( internet, revistas, exposiciones...) esta figura, tomaba más relevancia debido a la importancia extrema de la estética y del glamour. Por lo que una persona con buen gusto y conocimientos amplios en la materia era respetada cual erudito de la moda. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos