Retro y con Encanto Idea guardada 1 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

Aquel macetero de la abuela...

Las abuelas de antes, por lo menos las nuestras, tenían en sus casas objetos varios de bronce o metal: paragüeros, maceteros, jarras, portavelas... que con sus tonos dorados resultaban de lo más decorativos para el gusto de aquellos tiempos. Había que limpiarlos con regularidad, con Sidol, por supuesto, y un trapo de algodón, para mantener su brillo y buen aspecto, lo que visto con los ojos de ahora, e incluso con los de nuestras madres, era un latazo enorme. ¡Perder una mañana entera frota que te frota, era un lujo que pocos podían o querían permitirse! De ahí que nuestras progenitoras se negaran en redondo a tener ni un sólo chismito de este material en sus hogares. Hace poco, en un mercadillo, compramos un pequeño macetero de aquellos, de latón dorado con sus asas y patitas de bronce, sucio hasta decir basta, pero lleno de nostalgia y de recuerdos de otro tiempo. Varias sesiones de pulido con lana de acero después, ¡ahí lo tenemos decorando el salón como nuestras abuelas!



Foto

Foto

Foto


Foto¿Tenéis alguno parecido por casa? ¡Seguro que sí! Contadnos...

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Rejilla a la moda...

Leíamos el otro día que la rejilla estaba de moda... Pero no fue esta noticia la que hizo que, hace meses, rescatáramos esta silla de la calle, aunque sí el hecho de que el respaldo estuviese en perfe ...

¡Qué mullido!

Parece que ya está entrando el fresquito por esta cálida tierra nuestra... Y ya era hora, sobre todo porque el mes de septiembre ha sido este año de un bochorno insoportable, superior incluso al de añ ...

¡Lácame!

Pues sí: Reyes tuvo muy claro cómo quería transformar los muebles de su dormitorio: lacados en blanco. Se trata de dos mesillas, una cómoda y el espejo compañero. Quedamos en ir pintándolos poco a poc ...

Dando carrete...

Las dos llevamos viviendo en el mismo barrio toda la vida, a excepción de los primeros años de casadas. Hay una pintada en un quiosco cercano al taller, y que a una de nuestras hijas le llama mucho la ...

Recomendamos