comunidades

Cogidos con pinzas...

Ahora que nuestros hijos están terminando sus cursos, tan complicados este año por diversas cuestiones... pandemia, graduaciones, selectividad..., no hemos podido evitar echar la vista atrás recordando nuestra vida de estudiantes, sobre todo los años de universidad, que tanto nos marcaron. Ese primer año fue como si nos lanzaran directamente al mundo desde nuestro barrio, ese del que nunca habíamos salido antes... Descubrimos que había otros mundos, y que todos estaban ahí..., concentrados en ese edificio magnífico, la antigua fábrica de tabacos de Sevilla, en el las dos tuvimos la suerte de estudiar. Y claro, con tanto por descubrir, concentrarse en los estudios era harto complejo... Tanto rodeo para confesar que estudiábamos lo justo para salir del apuro; no podemos presumir de haber sido unas empollonas, más bien nos limitábamos a cumplir con el expediente... Pero ahora que lo vemos con la perspectiva y el conocimiento que nos da la edad y el tiempo, nuestros intereses y habilidades iban por otros derroteros bien diferentes a Derecho e Historia. Y claro, se hacía duro tener que enfrentarse a esos apuntes interminables que, aquí lo confesamos, siempre iban cogidos con pinzas... Y hablando de pinzas...,





Foto



Foto



Foto



Foto



Foto

..., nos confesamos enamoradas de estas lámparas que no pueden ser más versátiles, precisamente por sus pinzas..., y decorativas. ¿No os lo parecen?

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hace unos días hubo un pequeño accidente en casa de una de nosotras. La puerta de uno de los muebles altos de la cocina cayó por su propio peso desplomándose sobre la encimera, primero, y al suelo des ...

Últimamente estamos de lo más sesudas y reflexivas, sobre todo una de nosotras, suponemos que debido a los cambios sustanciales que está sufriendo en su vida familiar y, por ende, en toda su existenci ...

Ninguna de las dos hemos sido de engalanarnos demasiado... Nos costaba ponernos un collar, una pulsera o cambiar a menudo de pendientes, que, todo sea dicho, no nos ha faltado nunca... Sin ellos, nos ...

El otro día comentábamos lo que conseguía desestabilizarnos un mal gesto o un comentario desafortunado de alguien conocido o con el que convivimos, casi a diario, por circunstancias diversas... Lo dif ...

Etiquetas: Lamparas

Recomendamos