Blog de AitanaGUriarte Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Consejos para tener una habitación juvenil bien ordenada

Conseguir que la habitación de nuestros hijos se mantenga ordenada resulta una tarea prácticamente imposible. El material del colegio que utilizan, la ropa que se quitan y se ponen y, especialmente los juguetes, suelen ser elementos que podemos encontrar muy dispersos en un dormitorio con facilidad.
 
Por suerte, en la industria de la venta de muebles de habitaciones juveniles se empiezan a crear nuevas estructuras y maneras de componer los elementos de una habitación para que a nuestros ojos todo parezca mucho más ordenado, cómodo y fácil.
 
Hoy os mostramos los consejos básicos que contribuyen al orden del dormitorio de nuestros hijos.
 
Guarda grandes artilugios bajo la cama
 
Los accesorios más grandes son los que, a la vista suelen llamarnos la atención mucho más rápido, de modo que, si nuestra intención es no dejar rastro de su presencia, deberemos contar con un gran espacio de almacenaje que además tenga fácil acceso.
Uno de los recursos más utilizados es el espacio libre que dispone la cama. Seguro que más de uno deja sus zapatos debajo de ella. No obstante, el uso que le podemos dar va más allá de guardar el calzado. Los libros del curso anterior, la ropa de la temporada pasada o grandes materiales de papelería de la escuela – como carpetas, archivadores y carpesanos, pueden guardarse también bajo la cama con dos grandes cajas.
Solo necesitaremos un cubrecamas o un edredón que nos permita esconder el truco.
 
También, existen camas con cajoneras o con departamentos que nos facilitarán mucho más esta tarea. El objetivo es tener los objetos a mano pero sin necesidad de que se vean.


 
Compartimentos para almacenar sin complicaciones
 
Sin duda, uno los elementos que más nos pueden incomodar a la hora de ordenar son los más pequeños, los que tienen un uso particular y nuestros hijos suelen utilizarlos con frecuencia. Los muñecos o figuras son un claro ejemplo de este tipo de accesorios.
 
Para ello, hacer uso de compartimentos, cajoncitos o cofres nos ayudará a guardar estos pequeños artilugios sin que tengan que invadir el suelo o el escritorio de la habitación.
 
Además, si contamos con un cofre o un mueble personalizado para guardar este tipo de objetos, le estaremos dando un toque personal y original al dormitorio.
 
En cuanto a los muebles personalizados, estos resultan una buena opción ya que están diseñados y credos especialmente para un uso concreto: un zapatero, una cómoda para guardar la ropa, una mesita de noche para la ropa interior o el libro que están leyendo…
 
Todo a mano y en su sitio
 
Por último, una de las máximas que debemos seguir a la hora de planificar una nueva organización del dormitorio juvenil de nuestros hijos es la frecuencia de uso de cada objeto.

Esto nos ayudará a determinar si es importante que el objeto esté a mano, en caso de darle un uso diario, o si por el contrario podemos guardarlos en lugares más escondidos.
 
No obstante, esto no significa que aquello que no utilicemos podamos guardarlo en el rincón más difícil de acceder del armario – porque seguramente nos olvidaremos de su existencia – sino que podemos almacenarlo en una caja y colocarlo encima del armario.
 
Para ello, es importante contar con la opinión de nuestros hijos, ya que ellos son realmente quienes viven e interactúan con los elementos de su dormitorio.
 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas:

Recomendamos