comunidades

¿Dónde los vacías?

¿Qué es lo primero que hacéis al llegar a casa? Estamos casi seguras de que vuestra respuesta no es la misma que habríais dado hace un año aproximadamente... En ese momento, quitarse los zapatos ganaría por goleada. Ahora, las mascarillas... Si llegamos a apostar algo, nos llevamos el premio ¿a que sí? Sin embargo, nosotras, a las salvadoras máscaras, nos hemos negado a buscarles un sitio especial donde colgarlas o guardarlas... Las dejamos encima de un mueble de nuestro dormitorio, sin darle mucho más protagonismo, no vaya a ser que se crean que han venido para quedarse... No ocurre lo mismo con el resto de esos objetos que también soltamos nada más cruzar el umbral; las llaves, las gafas de sol, el reloj... Para ellos, sí que nos hemos preocupado de encontrar el lugar y el cacharro ideal que los contenga, y les haga sentir como en casa...Vacía bolsillos a la altura de nuestra decoración, porque ellos sí lo valen...





Foto


Foto



Foto


Foto

Contadnos, ¿tenéis algún cacharrito especial para estos menesteres?

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hace unos días probamos a desplegar una de las "lianas" de uno de nuestros potos sobre el marco de la puerta del salón, y así lo contamos y enseñamos en Instagram. Lo cierto es que la rama m ...

Hace unos días hubo un pequeño accidente en casa de una de nosotras. La puerta de uno de los muebles altos de la cocina cayó por su propio peso desplomándose sobre la encimera, primero, y al suelo des ...

Últimamente estamos de lo más sesudas y reflexivas, sobre todo una de nosotras, suponemos que debido a los cambios sustanciales que está sufriendo en su vida familiar y, por ende, en toda su existenci ...

Ninguna de las dos hemos sido de engalanarnos demasiado... Nos costaba ponernos un collar, una pulsera o cambiar a menudo de pendientes, que, todo sea dicho, no nos ha faltado nunca... Sin ellos, nos ...

Recomendamos