Vivienda Saludable Idea guardada 21 veces
La valoración media de 36 personas es: Excelente

El fruto de este árbol te servirá como detergente casero y natural

¡Es ecológico, económico y fácil de elaborar! ¿Se puede pedir más? Seguro que estás deseando conocer un poco más sobre el jabón de la India. A los pies del Himalaya crece un árbol llamado Sapindus mukorossi o árbol del jabón, su fruto son pequeñas nueces cuya cáscara contiene una sustancia llamada saponina, responsable de producir un detergente natural al entrar en contacto con el agua. 



Su olor es muy agradable y está recomendado para todo tipo de prendas, sobre todo, para personas afectadas por problemas de alergias o pieles atópicas. ¿Quieres saber más sobre las ventajas de usar este tipo de jabón? 

Un jabón ecológico y muy económico

Desde Vivienda Saludable siempre apostamos por el cuidado del planeta y el consumo responsable. Por eso queremos potenciar este tipo de detergentes, respetuosos con el medio ambiente. Su proceso de fabricación es sencillo, inocuo y no genera residuos contaminantes.

Calcular el ahorro económico es sencillo, con un kilo de nueces (tienen un coste muy bajo) puedes poner 100 lavadoras, lo que podría equivaler a seis meses de lavados en una familia media de cuatro personas. ¿Echas cuentas? 

¿Cómo puedes fabricar jabón en tu casa? 

Solo tienes que adquirir las nueces, en cualquier herbolario, y dejarlas secar. Luego, introdúcelas en una bolsita de algodón, que tendrás que meter en la lavadora. Lo mejor es que toda la ropa se impregnará de un olor muy agradable, prescindiendo del suavizante.

También puedes fabricar jabón líquido llevando las nueces a ebullición con agua durante 15 minutos. Un truco es partir las nueces con un cuchillo para que desprendan mejor la saponina. Una vez pasado el tiempo, deja reposar y añade unas gotas de tu esencia favorita.

¿Para qué sirven las nueces de lavado?  
¡No solo dejarán tu ropa perfecta! Sus usos van más allá, destacando su poder para hidratar el cabello en profundidad o sus efectos calmantes en pieles atópicas si se emplea como gel. 

Asimismo, hemos encontrado otras utilidades para el mantenimiento del hogar, como la limpieza de cristales o alternativa para el lavavajillas, fregar el suelo o limpiar los azulejos del baño y la cocina. Un producto sencillo y versátil que puedes empezar a consumir para ser más responsable con tu planeta.

¡Te esperamos en el próximo post de Vivienda Saludable!


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos