Decoración

Decoración 2.0 Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El mobiliario perfecto para un despacho en casa

¡ Gracias por leer Decoración 2.0 !

Todas aquellas personas que trabajen en casa, necesitan un espacio preparado para ello pensado para crear el ambiente perfecto. Para conseguir este objetivo, es muy importante saber elegir aquellos muebles que formarán parte del despacho, muebles cuyo principal objetivo, es que sean funcionales, sin olvidarnos de que aporte un toque de elegancia al espacio. Como todo el mundo sabe, en un despacho se almacena un gran número de documentos, por lo que su mobiliario deberá estar pensado para ofrecer todo ese espacio que necesitemos.

Como en cualquier habitación de la casa, nos podemos encontrar un sin fin de muebles que utilizar para decorar el despacho. Hoy queremos hacer un repaso por aquellos que son más importantes y que nunca deberían faltar.

Escritorio, elemento principal del despacho



Como no podía ser de otra forma, el principal elemento que debe formar parte de un despacho es el escritorio. Este puede ir desde un estilo sencillo hasta muebles más recargados. Independientemente del diseño, lo más importe es que se trate de una zona cómoda y amplia para desarrollar el trabajo sin ningún tipo de impedimento.

Todo mueble de escritorio debería contar con al menos una cajonera lateral donde poder guardar cosas que utilicemos a lo largo de la jornada. Es interesante que esta cajonera cuente con algún sistema de cerradura para impedir que cualquier tenga acceso a ciertos documentos.

A la hora de elegir la mesa correcta, es importante tener en cuenta el espacio del que dispongamos y las medidas con las que contamos. Si el espacio no es muy grande, no tiene sentido meter un gran escritorio ya que podríamos llegar a tener problemas al desplazarnos por la habitación. También es importante la elección del color y el acabado, que tienen que estar en coherencia con el resto de la oficina para lograr una armonía cromática.

Silla de oficina



Las sillas del despacho están relacionadas directamente con la comodidad y la salud del trabajador, de ahí que sea tan importante elegir el modelo correcto. Aquí hay que destacar que la comodidad no está reñida con el diseño, por lo que es posible encontrar sillas de oficina con un bonito diseño y que pueden ser realmente confortables.

Podemos encontrarnos una gran variedad de modelos, cada una de ellas con una serie de particularidades.

Las sillas giratorias, son las más habituales ya que ofrecen una buena movilidad. En la mayoría de los casos, se trata de sillas con ruedas para oficina.

Las sillas ergonómicas están más diseñadas para adaptarse a nuestra morfología y prevenir malestar muscular. Ideal para quienes estén muchas horas sentados en la oficina.

Los sillones de despacho suelen contar con un mayor tamaño y con un plus de confort y diseño. Suelen ser estéticamente más imponentes y elegantes.
También es importante elegir el material adecuado y que vaya acorde con el diseño del escritorio. No podemos optar con una mesa de madera de estilo antiguo y colocar una silla moderna ya que rompería con el diseño del lugar.

Librerías – estanterías



Las estanterías o librerías son muebles muy útiles ya que nos ofrecen una gran cantidad de espacio donde poder colocar todas nuestras cosas. Además son perfectas como elementos distributivo del espacio, creando separaciones entre espacio dándole aún más funcionalidad. También hay muchos diseños distintos en estanterías que ayudarán a darle el toque definitivo a nuestra decoración.

Lo habitual es contar con uno o varios módulos de estanterías, dependiendo del espacio que tengamos. Lo que sí es importante que estén cerca de nuestro lugar de trabajo. De esta forma, con un simple giro de la silla podremos alcanzar todo aquello que necesitemos. Esto sería lo ideal, pero no siempre es posible. Aquí entra en juego el espacio disponible.

Alfombra o moqueta para el escritorio



A la hora de preparar nuestro espacio de trabajo en casa, es importante no olvidarse del suelo para crear una sensación de mayor calidez. En este sentido, una de las mejores opciones es la moqueta ya que cubre el espacio completo de la oficina, aislando el frío del suelo y creando una sensación de movilidad muy agradable. Pero este tipo de elementos tiene el problema de la limpieza, además de la colocación, que no es nada sencillo conseguir que quede bien.

Por otro lado, también tenemos la opción de utilizar alguna alfombra que encaje con el ambiente decorativo que hayamos elegido para el despacho. Esta debe ir acorde con el estilo de los muebles y el color de las paredes.

Buena iluminación artificial



No siempre los despachos tienen buena iluminación natural, por lo que es necesario tirar de luz artificial a la hora de llevar a cabo nuestro trabajo. Los despachos de casa, no suelen ser muy grandes, por ello generalmente con una lámpara de techo acorde a los metros cuadrados y a la decoración, y una lámpara de mesa tendremos resuelto el tema. De todas formas, si que es interesante tener en cuenta ciertas cosas para elegir la mejor luz posible.

La mejor posición para la luz es siempre al que procede de la izquierda para los diestros y la derecha para los zurdos porque de esta forma nunca se producen sombras al escribir.

La luz ideal para leer es aquella en que el borde inferior de la pantalla se haya a la altura de los ojos.

Para trabajar con el ordenador es recomendable una luz indirecta ya que de no ser así la luz se puede reflejar en la pantalla.

Es aconsejable una luz central y otra de apoyo sobre la mesa de trabajo.

Se recomienda luces que no den calor, por ejemplo el uso de bombillas de bajo consumo o el uso de lámparas LED.

El bajo consumo a la larga es un ahorro
Decoración del despacho



Por último está el tema de la decoración. No es aconsejable que recarguemos esta parte de la casa. Pensemos que lo queremos para trabajar, por lo que debería ser lo más funcional que podamos. Sí que podemos optar por decorar las paredes para que no se vean tan vacías. Sí que es importante que el diseño de estos cuadros siga la misma que el resto de los muebles. No tiene sentido apostar por cuadros modernos si hemos utilizado muebles clásicos.

Por último es interesante destacar que en el caso de que el estudio o escritorio esté integrado en otra habitación, podemos crear dos ambientes diferenciados mediante el uso de separadores decorativo o bien con un ligero cambio en el nivel del suelo siempre que tengamos oportunidad para ello.

Puedes leer la entrada original y completa en de la revista online Decoración 2.0.

Fuente: este post proviene de Decoración 2.0, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora