Retro y con Encanto Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El reflejo y la pascuera

Siguiendo con el encargo de nuestra buena cliente, Reyes, esta vez tocaba el espejo de tocador que completa la peinadora de su dormitorio.



Tras el lijado a conciencia, esta vez a mano por lo curvilíneo del auxiliar, usamos el pincel para aplicar las varias capas de imprimación y pintura acrílica blanca. Ha sido laborioso, por la dificultad de acceder a las zonas entre columnas, pero no hemos desistido a la adversidad, consiguiendo el resultado que deseábamos.



Los remates de ambos lados han sido más agradecidos, y eso nos ha permitido darles el tono con mayor soltura.



El resultado habrá que unirlo a la consola que lo sustenta, pero eso será ya otro día...



Y os enseñamos nuestra pascuera, que ha sobrevivido todo un año, brotando de nuevo. Ahora estamos en el proceso de conseguir que las hojas, y no solo los tallos, se vuelvan rojas...



Para ello, cada tarde y hasta la mañana siguiente, la cubrimos con una bolsa de plástico negra. Según nos dijeron, esa es la forma de conseguir el color. ¿Tenéis vosotros otro truco?


Y como empezamos el post, acabamos... Reflejadas, pero esta vez sin la ropa de batalla...,


... ¡que comienza el fin de semana!

¡DISFRUTAD MUCHO!

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Una cómoda para nuestro misterio

La cómoda es lo último que nos quedaba por redecorar del dormitorio de Reyes. De grandes dimensiones (y mayor peso...), como podéis ver en la foto, ha dado su trabajo... Ese difícil barniz había que ...

Muy naif...

La pintura Naif representa, para nosotras, ese espíritu infantil que no debería abandonarnos nunca... Ser capaz de pintar como un niño, siendo adulto ya, dice mucho sobre el sentir y el hacer de la pe ...

La tercera vida de un velador...

Este velador lleva en casa de una de nosotras la friolera de tres décadas... En sus inicios era totalmente negro, excepto la base de mimbre, y así se pasó varios años hasta que su dueña se hartó y le ...

Recomendamos