comunidades

Exlibris...

Por la oficina andaba arrinconado, en una estantería, un soporte para los clásicos sellos de madera, esos que, poco a poco han sido sustituidos por los automáticos de plástico, al menos en el mundo de la empresa... Sin embargo, siempre nos pareció un cacharro simpático, y el otro día nos decidimos a darle una segunda oportunidad.



Ninguna gran cosa; tan solo una cambio de color con pintura en spay.



Así como hemos comentado que en el trabajo es difícil encontrar quien use estos tampones en su versión más tradicional, sí hay un campo en el que mantienen todo su encanto original; las manualidades y, sobre todo, los exlibris. Y resulta que somos unas enamoradas de éstos últimos. Ese gesto de estampar tu impronta más personal en las páginas iniciales de un libro nos parece muy romántico, como de otra época...y hemos intentado transmitirles ese mismo sentimiento a nuestros hijos, así que ellos también tienen el suyo propio.



El porta sellos vuelve a realizar la función para la que fue creada, solo que las almohadillas y su destino tienen un fin bastante más lúdico y personal...



Y os confesamos algo, cuando adquirimos un libro de segunda mano, enseguida buscamos si tiene algún nombre o sello, que nos cuente algo más que lo que imprimen sus hojas...


Como veréis, todos los ex libris familiares se hacen ahora mutua compañía en el redecorado expositor, ¡y tan contentos!



Ya solo nos queda saber una cosa antes de despedirnos, ¿Tenéis vuestro propio ex libris?

¡FELIZ FIN DE SEMANA!

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hace unos días hubo un pequeño accidente en casa de una de nosotras. La puerta de uno de los muebles altos de la cocina cayó por su propio peso desplomándose sobre la encimera, primero, y al suelo des ...

Últimamente estamos de lo más sesudas y reflexivas, sobre todo una de nosotras, suponemos que debido a los cambios sustanciales que está sufriendo en su vida familiar y, por ende, en toda su existenci ...

Ninguna de las dos hemos sido de engalanarnos demasiado... Nos costaba ponernos un collar, una pulsera o cambiar a menudo de pendientes, que, todo sea dicho, no nos ha faltado nunca... Sin ellos, nos ...

El otro día comentábamos lo que conseguía desestabilizarnos un mal gesto o un comentario desafortunado de alguien conocido o con el que convivimos, casi a diario, por circunstancias diversas... Lo dif ...

Etiquetas:

Recomendamos