Decoración

Retro y con Encanto Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Oreadas

¡Buenas! Volvemos por nuestros fueros después de unos días de necesario descanso y desconexión. Y aunque, al principio de las vacaciones, cuesta cortar con la dinámica de los once meses anteriores, lo cierto es que, poco a poco, terminamos meciéndonos al ritmo sosegado y perezoso del asueto. Nos incorporamos, pues, ¡muy oreadas de cuerpo y espíritu! Y con la sana intención de mantener este placentero estado de ánimo el máximo tiempo en nuestras vidas, y, cómo no, también en nuestras casas. Para lo cual, seguiremos dejando, bien a mano, los socorridos ventiladores que nos harán más llevaderas las altas temperaturas que aún tendremos que soportar por nuestra tierra. Y bien a la vista, pues, además de prácticos, su encantador aire retro hará que el airear y el orear, se convierta, además, en una cuestión de estilo.





Foto



Foto



Foto



Foto
¿Qué tal ha ido ese mes de agosto? Contadnos, que estamos deseando saber de todos vosotros.

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Despacio, pero sin pausa...

La semana pasada salió una de nosotras con su hijo a comprar unos botines de futbol. Al ser una compra tan concreta, nos fuimos directamente a la sección de deportes de unos grandes almacenes y, mient ...

Rincón boticario

Seguimos dando envidia de nuestros hallazgos callejeros... Ya ni siquiera nos inmutamos cuando vemos estas monadas entre escombros. De hecho, con naturalidad pasmosa, la tomamos del brazo cual familia ...

Mueble restaurado en tonos azules

Unos de nuestros mejores clientes, volvieron a depositar su confianza en nosotras, dejándonos esta cómoda con espejo (sin retratar...) para su total transformación. El color, un precioso azulón, fue e ...

Oreadas

¡Buenas! Volvemos por nuestros fueros después de unos días de necesario descanso y desconexión. Y aunque, al principio de las vacaciones, cuesta cortar con la dinámica de los once meses anteriores, lo ...

Recomendamos