Blog de alonsomaria Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Un pequeño truco a favor de la economía doméstica

La crisis, el ahorro energético y, en menor nivel, la sostenibilidad de los recursos medioambientales (una de las causas que sin embargo debería ser fundamental para nosotros) ha replanteado la economía domestica de las familias, creando la necesidad de recortar los gastos en general y mirar muy bien en qué invertimos nuestro dinero.

Imagen 1


 
Con el fin de economizar, miramos con lupa todos nuestros costes domésticos y, entre muchas otras medidas, se ha empezado a analizar y repasar los gastos que se reflejan en las facturas de los servicios del hogar, intentando reducir a toda costa el importe que generan.
 
Para complicar  más la labor de llegar a final de mes, las compañías de servicios suben cada vez más el precio de sus tarifas. Entre ellas, la electricidad abrió el debate a principios de año sorprendiéndonos con el anuncio de una subida del 11%  respecto al año anterior. Menos mal que al final no fue tal, pero todos sabemos que la facturá seguirá subiendo progresivamente
 
Concretamente y centrándonos en la electricidad, además de apretarnos el cinturón en muchos casos, si bien no podemos reducir el importe fijo de las facturas, sí podemos incidir limitando el consumo al máximo que podamos, gracias a la tecnología Led.
 
Si primero se produjo el cambio de las bombillas incandescentes por las de bajo consumo, cada vez son más las personas que optan por gastar un poco más comprando una bombilla Led y reemplazar su instalación. ¿Los motivos? Tienen una vida útil muy superior a las bombillas incandescentes, duran aproximadamente cincuenta veces más y consumen veinte veces menos que una bombilla tradicional, reduciendo considerablemente el consumo eléctrico..., asíque a la larga, lo que a primera vista parece más caro, es una inversión completamente amortizada y rentabilizada.
 
Además, teniendo en cuenta la creciente preocupación en la búsqueda de soluciones que perseveren el planeta, gastar menos se traduce a consumir menor energía y utilizar menos recursos. Si añadimos que son bombillas que no se calientan y són ecológicas, estas deberian ser suficientes razones para plantearnos su uso.
Así pues, si bien no resolvemos el problema, sí que damos un pequeño truco para generar un menor gasto.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Añadirías algo más? ¡Cuéntanoslo!

Fuente imagen: nersolar.es
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas: lediluminación

Recomendamos