Conforama Idea guardada 63 veces
La valoración media de 179 personas es: Muy buena

5 errores que cometes cuando decoras tu salón y cómo evitarlo

¡Qué ilusión hace decorar nuestra casa! Nos metemos en el papel de interiorista y queremos llevar a cabo todas esas ideas que hemos visto para que quede digna de salir en una revista. Pero muchas veces no logramos el resultado deseado. ¿Por qué? No es cuestión de buen o mal gusto, sino que cometemos pequeños errores en decoración que son más comunes de lo que creemos

Sofás demasiados grandes, habitaciones con poca luz, paredes recargadas... Son algunos de los fails más frecuentes. ¿Reconoces haber cometido alguno de ellos? ¡No pasa nada! Todo tiene solución. Desde Conforama queremos ayudarte a conseguir el salón de tus sueños, por eso te contamos los 5 errores que debes evitar en la decoración de esta estancia y cómo solucionarlo.

Fuente: Conforama


1. Sofás de dimensiones desproporcionadas

Por mucho que te guste ese sofá rinconera, piénsalo bien. ¿Tu salón es lo suficientemente grande para que quede bien? Si ignoras las medidas, te puedes encontrar con que has metido un sofá enorme que no deja sitio para nada más. No siempre los sofás más grandes son los más cómodos ni caben más personas. Si tu salón es pequeño, es mejor optar por diseños ligeros de dos o tres plazas o, incluso, un sillón que se puede adaptar a diferentes rincones más fácilmente para ganar una plaza más.



Si ya no hay vuelta atrás y te encaprichaste de un gran sillón, puede que te falte espacio para una mesa auxiliar. Una solución es separar el sofá de la pared y colocar una pequeña repisa que te sirva de apoyo para lo que necesites, ya sea un libro o el ordenador. Otro consejo para crear sensación de amplitud es poner varias mesas pequeñas de centro en lugar de una más grande, ya que se acomodan mejor a cualquier espacio.

Fuente: Conforama


2.  Alfombras sumamente pequeñas

Las alfombras, además de ser bonitas y aportar un toque decorativo, tienen la función de aumentar la calidez de nuestro hogar. Entonces, ¿para qué poner una minialfombra que solo cubre la mesa de centro? No tiene sentido estar sentado en el sofá y que tus pies no pisen la alfombra. Además, estéticamente no queda bien.



La alfombra siempre debe cubrir el sillón o, incluso, sobrepasarlo, pero nunca quedarse corta. ¿Quizá ese ha sido el error que impide que tu salón quede perfecto? Por suerte, ahora está de moda sobreponer alfombras de diferentes tamaños y diseños hasta cubrir la zona deseada. Otra solución puede ser añadirle un ribete ancho a tu alfombra pequeña para hacerla más grande. 



3. Iluminación pobre y lúgubre

Si hay algo que hemos aprendido del estilo nórdico y que se puede extrapolar a cualquier decoración es la importancia de la luz. La iluminación natural es fundamental, pero esta suele estar condicionada por la estructura de la casa y es algo difícil de cambiar. Aun así, si no tienes la suerte de tener unos grandes ventanales, se puede conseguir ese mismo efecto con la luz artificial adecuada.



Una lámpara de techo no es suficiente para dar luz a todo un salón. Se trata de crear una atmósfera acogedora y esto se consigue combinando diferentes puntos de luz entre la iluminación general, ambiental y puntual. Incluso, puedes poner leds dentro de los muebles con puertas de cristal o debajo de las repisas.

Consigue una decoración cálida con alfombras como estas, que puedes encontrar en nuestras tiendas, o lámparas que combinan diseño y funcionalidad.

Fuente: Conforama


4. Cuadros mal estructurados

Decorar las paredes con acierto puede ser una de las tareas más difíciles. Dar con el cuadro perfecto no es fácil, sobre todo si quieres hacer una composición de pequeños marcos. ¡No todo vale! Hay que conseguir una cierta armonía para que la pared no se vea ni muy llena ni muy vacía. Colocar marcos según caigan en la pared sin fijarse en el conjunto puede dar una sensación de decoración inacabada. La imagen muestra claramente qué es lo que no debes y lo que sí debes poner.



La solución es tan fácil como quitar los cuadros y volverlos a poner, pero esta vez con una composición más acertada. Un consejo para antes de ponerlos es crear la forma que deseas con cinta de carrocero, así sabrás si es la adecuada y te permitirá modificarla antes de hacer agujeros. Aquí puedes ver diferentes ideas para poner varios marcos en una pared:



5. Color y longitud de las cortinas inapropiados

¿Cortinas sí o no? Es una de las grandes dudas que surgen después del éxito de la decoración escandinava. En países soleados y más cálidos, lo normal es poner cortinas, también por cuestiones de privacidad. Pero estas tampoco deben recargar el espacio e impedir el paso de la luz natural, para ello debes elegir tejidos fluidos y claros acordes al tono de la pared para dar mayor sensación de amplitud. 



Otro error que no se puede perdonar es que las cortinas queden cortas o que estén colgadas al ras de la ventana, estas siempre deben estar pegadas al techo. El salón cambia por completo cuando lo vistes con las cortinas apropiadas. Una buena opción son los estores, como este con función día y noche con el que puedes regular la cantidad de luz que deja pasar. 

Fuente: Conforama


¡Ya conoces los errores que debes evitar sí o sí! No caigas en ellos y visita Conforama, un lugar donde encontrarás todo lo que necesitas para tener un salón de ensueño con diseño y funcionalidadPorque, para encontrar el estilo que quieres para tu casa, nada mejor que un lugar donde encontrarlos todos.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos