comunidades

Bolas de lana para lavandería

Yo vivo en el campo; siempre seco la ropa fuera y al sol, pero si por algo se caracteriza Galicia es por la lluvia. Cuando nacieron mis hijos y me tuve que enfrentar al primer invierno de 3 meses ininterrumpidos cayendo agua y montañas de ropa para lavar, ropa tendida que no secaba… tuve que echar mano de la secadora.

Me pregunté si habría alguna manera de pasar menos tiempo en la lavandería, de reducir la factura de la luz y de consumir menos recursos energéticos. Así fue como conocí las bolas de lana para la secadora.

BOLAS DE LANA PARA SECADORA

Estas bolas de lana tienen un propósito muy práctico: Separan la ropa en la secadora y ayudan a disminuir el tiempo de secado al permitir que fluya más aire. Menos tiempo de secado significa menos energía utilizada, (una ayudita extra al medio ambiente) ¡y un ahorrillo en la factura eléctrica!

¿Por qué lana?

La lana es una fibra natural capaz de absorber mucha humedad; es perfecta para usar en la secadora. Además, gracias a las propiedades protectoras de la lanolina natural en la lana, no retendrán agua ni generan moho.

CÓMO UTILIZAR BOLAS DE LANA EN LA SECADORA

Siempre recomendaremos el secado al sol, pero somos conscientes que muchas veces no es posible, por múltiples circunstancias.

Si necesitamos usar la secadora es muy sencillo: Introduce las bolas en la secadora junto con la ropa y pon en funcionamiento el aparato.

¿Quieres, ademas, perfumar la ropa de forma natural?

A mi esto me vino de perlas; No uso suavizantes por la cantidad de tóxicos que traen siempre incorporados, por muy ecológicos que diga la etiqueta que son.

Agrega un par de gotas de tu aceite esencial favorito a cada bola. El olor permanecerá en las fibras de 3-4 cargas.

¿Cuantas bolas son necesarias?

Para cargas pequeñas o medianas, podrían ser suficientes de 3-4 bolas, pero entendemos que no es eficiente poner la secadora con poca ropa. Para cargas grandes, 5- 6 bolas. Cuantas más bolas de lana pongas, más rápida y más suave será el resultado.

¿Cuánto tiempo durarán las bolas de lana de la secadora? 

Las mías llevan unos cuantos años en casa y están perfectas para seguir siendo usadas unos años mas. Cierto es que, tal y como te decía al principio intento secar fuera siempre que puedo.

 ¿Cuánto me voy a ahorrar realmente con estas bolas de secadora? 

No te voy a mentir, no me puse realmente a hacer cálculos exhaustivos sobre el ahorro real. Lo que si te puedo hablar es de mi experiencia con ellas.

Se calcula que el promedio de ahorro en tiempo ronda el 40% en una carga pequeña o con ropa pequeña y el 25% en una carga grande. Estos datos pueden variar en función del número de bolas, tamaño de las bolas, humedad y tipo de lana utilizada. En la tienda tienes las bolas que mejor resultado nos dieron.

Mi experiencia me dice que:

Reducen, efectivamente, el tiempo de secado.

Resolví con ellas uno de mis grandes problemas: secar una lavadora de sábanas o ropa de cama. Siempre las sacaba enrolladas y húmedas. Con las bolas esto no sucede! Aquí lo noto mucho.
Guardar las bolas cuando no están en uso

Te las enviamos en una bolsita para que no se desperdiguen por la zona de lavado, pero también las puedes dejar dentro de la propia secadora porque la lana no retiene la humedad, y no hay riesgo de que cojan moho o se estropeen.

Otra opción es prestárselas a los niños para el juego, o al gato, que también se enamorará de ellas en un plis, pero igual acaban (un poco) deterioradas

BOLAS DE LANA PARA SECADORA ¡Disfruta de una lavandería más limpia, sana  y natural!

Fuente: este post proviene de Casa que suma, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Es seguro el plástico? ¿Cuales son los plásticos mas seguros para la salud? ¿Existe algún plástico seguro..? Estas son muchas de las múltiples preguntas que todos nos hacemos y una de las preocupacio ...

Yo también viví en matrix; tuve mi despertar particular y aprendí a hacerme consciente, poco a poco del entorno que me rodeaba… Aprendí a conectarme o re-conectarme con la gran madre, la madre t ...

Recomendamos