Hamptonsc Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

DIY piña blanca y dorada



Sin duda, la tendencia de este verano está marcada por la inspiración

tropical y las piñas sobre todo se han convertido en el must

más deseado.

Pero, como todo lo que es tendencia es efímero, he decidido fabricarme

mi propia piña de modo que cuando me canse de ella no haya supuesto

una inversión que acabe olvidada en el trastero.



Tengo desde hace tiempo una preciosa caja ovalada de zinc pintada

en blanco que tiene un trabajo de rombos en la tapa.

Enseguida vi la posibilidad de transformarla en una piña con

poco esfuerzo y coste.

Una lata alargada de refresco, la pistola de pegamento caliente y

spray en dorado cromo es todo lo que he necesitado.



Con la parte interior de unos alicates hice un corte en la zona

de la tapa que es la más dura.

Luego retiré ambos extremos cortándolos con una tijera.

La chapa del bote se corta fácilmente, aunque os aconsejo

utilizar guantes para evitar algún pequeño corte.

Hice tiras de distinto ancho a las que dí forma apuntada en

un extremo y redondeada en el otro.

Fui pegando las tiras sobre cinta de carrocero para hacer dos

"coronas", una de menor diámetro que otra, introduciendo la

pequeña en la grande.



Doblé hacia afuera los extremos romos y dí forma a los extremos

apuntados a semejanza del penacho de una piña.

Después pinté con spray dorado cromo.



Para conseguir que la caja se mantuviese en pie, utilicé un embellecedor

de las patas de un mueble que tenía en el cajón de "en esta casa no se

tira nada, nada".

Con pegamento caliente de silicona pegué el embellecedor a la parte

trasera de la caja y, cerrándola, el peñacho en la parte superior.



Así de sencillo y barato resultó tener mi propia piña con un toque dorado.



Como imagino que pasado el verano estaremos saturados de piñas,

palmeras y demás, podré recuperar fácilmente mi caja quitando

el embellecedor y el penacho.

Una de las ventajas del pegamento caliente es que asegura bien

la unión y, al tiempo, es fácil de retirar sin que queden restos.





Nunca he sido mucho de dorados pero debo reconocerlo, finalmente la

inspiración cala y en mi caso hasta tengo una agenda de tapas doradas.



Con este DIY participo en un nuevo Finde Frugal de Colorín Colorado,

la fiesta de enlaces donde compartir cosas bonitas creadas con poco

esfuerzo, tiempo y dinero.

Seguro que nuestra anfitriona, Marcela Cavaglieri, y nuestras compis de

quedada se han tomado un tiempito para crear y compartir algo lindo.

Me voy para allá a seguir dándome baños de inspiración.

¿Me acompañas?





Fuente: este post proviene de Hamptonsc, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Una encantadora casa rural en Galicia

Este año no habíamos programado las vacaciones de verano, Javier volvió de su curso en Chicago y ya tenía varios compromisos con amigos, novia, su padre... De este modo llegó agosto y no teníamos clar ...

Viaje a Oporto

La ciudad de Oporto siempre ha estado entre mis pendientes de visitar y finalmente pude hacerlo hace unas semanas. Fui acompañada por mi amiga Belén y no he podido tener mejor compañera de viaje, siem ...

Recomendamos