Retro y con Encanto Idea guardada 12 veces
La valoración media de 30 personas es: Muy buena

El "revisteo"

Cuando nos conocimos, las dos éramos una ávidas consumidoras de revistas de moda. Cada principio de mes nos acercábamos a nuestros quioscos de prensa habituales, cuyos quiosqueros, huelga decir, nos recibían con los brazos abiertos, a por todas las nuevas publicaciones. Este superávit de periódicos especializados acarreaba ciertos problemas. Por un lado, la acumulación de regalos con los que las editoriales pretendían hacer más atractivas sus tiradas frente a la competencia; así, si en Enero tocaban las agendas, juntábamos cómo para poner un puesto... Si en Junio era la bolsa de la playa, ¡no había verano para estrenarlas todas!... Y, por otro, solucionar el almacenamiento mensual del "revisteo", mientras absorbíamos toda su esencia y saber, no fuera a ser que Anna Vinterthur viniera a pedirnos consejo... ¡Os imaginareis, pués, que un revistero en condiciones era un elemento indispensable en nuestros hogares! Y aunque ese tiempo ya pasó, aún hoy, contamos con auxiliares o accesorios donde depositar con mucho estilo, las lecturas más efímeras.





Foto



Foto


Foto


Foto


Foto


Foto
Y vosotros, ¿dónde almacenáis periódicos, semanarios y demás?

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Los cinco enanitos...

Carmen, vecina y amiga, nos confió sus banquitos de cocina, cinco en total. De buena madera y pequeño tamaño, se encontraban perfectos de estructura, pero necesitaban un poco de pintura que mejorara s ...

Cerezas deco...

Una de nosotras acude con relativa frecuencia al Valle del Jerte. Tiene la facilidad de disfrutar de una vivienda familiar cerca de la zona y, además, corre sangre extremeña por sus venas, con lo que ...

Mucho potencial...

Hoy os mostramos el trabajo realizado en esta mesilla, recogida de la calle, y a la que Graciano supo ver todo su potencial. Estaba algo estropeada y no era de mucha calidad (igual que la foto, pero h ...

La otra máquina...

Hará cosa de un año os comentamos que una de nosotras se había comprado una máquina de coser, y que la otra, experta en la materia, le estaba dando clases al respecto. Bueno, la cosa quedó ahí, pues t ...

Recomendamos