comunidades

Los herederos de la tierra, de Ildefonso Falcones

Después de leer Yo antes de ti y Yo después de ti Jojo Moyes me leí un par de libros, pero eran tan malos que he decidido selectivamente olvidar sus nombres. Qué rabia me da que me pase eso. Para mí la lectura es casi un ritual, algo para disfrutar, sagrado, y que me lo “mancillen” me fastidia pero bastante.

Dispuesta a que no me volviera a pasar lo mismo, y aunque sé que no siempre es garantía de éxito, busqué en Amazon la lista de libros más vendidos y descubrí que uno de ellos era Los herederos de la tierra de Ildefonso Falcones.

Aquí os traigo mi reseña  ;)

Los herederos de la tierra, de Ildefonso Falcones

Ildefonso Falcones… su nombre me sonaba… ¡Leches, el autor de La Catedral del Mar! Libro que por cierto me he leído dos veces.

Madre mía, soy un desastre, ni si quiera sabía que había publicado la segunda parte: Los herederos de la tierra… En mi defensa diré que hasta hace unos meses me tiré varios años leyendo exclusivamente novelas en inglés para mejorar mi dominio del idioma y he estado bastante desconectada de lo que se editaba en España.

portada los herederos de la tierra.jpg


Fuente: Casa del libro.

La cuestión es que me llevé una alegría muy grande, porque la primera parte me gustó mucho, y me hice con un ejemplar.

Cómo resumir más de 800 páginas… que se dice pronto.

A ver, el libro continúa tres años más tarde de donde terminó la entrega anterior. Yo había cosas de las que no me acordaba porque hace mucho tiempo que leí La catedral del mar, pero la narración fue trayendo retazos “del pasado” que me fueron refrescando la memoria. De todas formas son historias prácticamente independientes, es decir, que si no has leído la primera novela, cosa que te recomiendo, tampoco pasa nada.

La verdad, y resoplo mientras escribo esto, el libro es un poco… no sé como decirlo… pesimista. Ya sé que transcurre entorno al año 1300, pero a mí a veces me agobiaba un poco tanta injusticia: con los pobres, con los esclavos, con las mujeres, con los niños, con los tullidos. Tanto trato despótico a veces me superaba un poco, la verdad.

Por otro lado, el libro es muy largo, tan largo que empieza cuando el protagonista es un niño pequeño y termina cuando ya tiene un nieto. Así que cuando el personaje principal recordaba cosas de su niñez se me hacía como que lo había leído hace 20 años. Pero contrariamente a lo que pueda parecer, en parte me reconfortaba. Me hacía sentir a gusto la sensación de haber pasado tanto tiempo junto a un personaje tan entrañable en el fondo.

ildefonso falcones.jpg


Fuente: Magazine digital.

Por último, la novela me ha recordado mucho a la serie de Juego de Tronos por dos cuestiones. Por un lado, porque en la historia no siempre los buenos ganan a los malos y, por otro, porque personajes que parecen indispensables, tanto héroes como villanos, y que crees que van a llegar hasta el final… no lo hacen y van pereciendo por el camino.

En general me ha gustado, sin duda. A pesar de no ser una historia de intriga tiene bastante gancho y está muy bien escrita. Por ello, todos los días estaba deseando que llegara el momento de irme al sofá con la manta y el libro, y las jornadas en las que no podía leer… me enfurruñaba, jeje, pero después lo cogía con más ganas  

Aquí os dejo un enlace a un mini vídeo (01:55) con los escenarios de la novela.

¿Y a vosotros, os gustan las novelas ambientadas en la Edad Media u os repatean como a mí las injusticias sociales de la época?, ¿os causan pavor los libros de tantísimas páginas?

* Un dulce besito *

Fuente: este post proviene de La Violeta Dulce y Bonita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos