comunidades

¡Taza a la vista!

¡Taza a la vistaaaa!

El día menos pensado las tazas nos salen por las orejas... ¡Qué nos gustaaaaan! A la que toma té, porque toma té, y a la que toma café, por idem de lo mismo..., el caso es que taza que vemos, taza que nos enamora y taza que  nos llevamos "pa" casa del tirón. Y son tan monas que ¡¡hay que lucirlas!! Las usamos, sí, no lo negamos, pero después de un buen fregoteo, nos da pena guardarlas en el armarito de la cocina de rigor y que queden escondidas a nuestros ojos. Ya sabemos que los demás de sendas familias ni se fijan en ellas, todo sea dicho de paso... Quizás una de las Julias, que ya apunta maneras, las observa de reojo captando su belleza. Pero luego sigue con su móvil dale que te pego a los pulgares... ¡Que hay cosas muy interesantes que contar a los amigos! Pues ya está; para lucir nuestras tazas, nada mejor que colgadores o expositores de todo tipo, cada uno en su estilo, pero perfectos escaparates para estas monerías hechas de loza.

Imagen 0


Foto

Imagen 0


Foto

Imagen 0


Foto

Imagen 0


Foto

Imagen 0


Foto

Imagen 0


Y vosotr@s ¿Las tenéis a la vista... ¡o en el baño!?

Imagen 0


Foto

Nuestra opción sigue siendo la cocina o el comedor, la verdad... 

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Cuánto tiempo hacía que no nos encontrábamos nada interesante por la calle! Por eso nos han hecho tanta ilusión toparnos con estos 7 pequeños cajoncitos, pertenecientes a un mueble cuya estructura es ...

Una de nuestras Julias ha recibido una sorpresa. Se fue a la playa durante unos días, después de acabar satisfactoriamente sus exámenes, y merecía una satisfacción en este año tan inusual... Hemos apr ...

Durante mucho tiempo hemos estado trasladando las plantas que teníamos repartidas por la casa al fregadero, para su riego semanal. Sin embargo, cada vez teníamos más vegetales y éstos, gracias a Dios, ...

Hoy os enseñamos un antes y después muy sencillito, pero que teníamos pendiente. Se trata de un pequeño espejo que, en su origen, se apoyaba igual que un marco de fotos. Esa pieza, la que lo mantenía ...

Recomendamos