Retro y con Encanto Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Un asiento con nombre de montaña

Nuestra querida amiga Amparo fue quién nos dio la inspiración para este post. No hace mucho que ella y su familia volvieron de una larga estancia de dos años en Estados Unidos, más concretamente en su capital, Washington. La vuelta a Sevilla implicó una mudanza a lo grande, con todo el mobiliario que adquirieron para su domicilio allende los mares... Aún está liada con la distribución de tanta cosa, que ahora no sabe dónde instalar. Lo que sí ha encontrado su sitio es una vistosa silla Adirondack. En los jardines de una preciosa propiedad que tienen en Hinojos (Huelva) luce como en el mejor de los ambientes americanos. Y es que este famoso asiento fue diseñado por Thomas Lee en 1903 ante la necesidad de encontrar una forma cómoda de disfrutar los exteriores de su casa de verano en las montañas Adirondack.



Foto



Foto



Foto


Foto



Ahora que la primavera ha llegado, estas sillas cobran todo el protagonismo en nuestros jardines, terrazas y, por qué no, en interiores. 

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Los cinco enanitos...

Carmen, vecina y amiga, nos confió sus banquitos de cocina, cinco en total. De buena madera y pequeño tamaño, se encontraban perfectos de estructura, pero necesitaban un poco de pintura que mejorara s ...

Cerezas deco...

Una de nosotras acude con relativa frecuencia al Valle del Jerte. Tiene la facilidad de disfrutar de una vivienda familiar cerca de la zona y, además, corre sangre extremeña por sus venas, con lo que ...

Mucho potencial...

Hoy os mostramos el trabajo realizado en esta mesilla, recogida de la calle, y a la que Graciano supo ver todo su potencial. Estaba algo estropeada y no era de mucha calidad (igual que la foto, pero h ...

La otra máquina...

Hará cosa de un año os comentamos que una de nosotras se había comprado una máquina de coser, y que la otra, experta en la materia, le estaba dando clases al respecto. Bueno, la cosa quedó ahí, pues t ...

Recomendamos