Retro y con Encanto Idea guardada 14 veces
La valoración media de 73 personas es: Muy buena

Olvidadas y oxidadas...

Hace años teníamos un frutero de pie con varias cestitas metálicas. Las estructura que las soportaba se partió y nos deshicimos de ella, aunque no de las canastas, que quedaron a la intemperie en una esquina de una de nuestras terrazas. Y así estaban, olvidadas y oxidadas.



Lo primero que hicimos, y lo más tedioso..., fue lijarlas a conciencia. Tarea ardua, pues había que insistir en recovecos bien estrechos, pero que nos tenemos bien merecidas por relegarlas al olvido durante tanto tiempo.



Perfectas no quedaron, ¡pero casi! De todas formas iban directas a pintura, así que tampoco importaba mucho y, además, se llevan las cosas con un poquíto de óxido ¿no? Y el nuestro, encima, ¡es natural...! Echamos manos de los sprays; uno de ellos a la tiza y los otros dos acrílicos. Cubrimos los mangos de madera para conservarlos en su color.



¡Y listos! Rosa, blanco y verde, tres de nuestros colores favoritos.





¿Y qué vamos a hacer con ellas? Pues tantas cosas como nos imaginemos...



Lo cierto es que son aptas para cualquier rincón...



Y para muchos usos.... De los más decorativos a los más prácticos...



En estas cestas, con zonas de roce continuo como las asas, es casi imposible evitar que la pintura salte. Pero no nos importa, ese aspecto desgastado que, irán adquiriendo con el uso, seguro que las embellecen aun más.

Con nuestros canastos volvemos a casa de Marcela Cavaglieri otro fin de semana. ¿Nos acompañáis?



¡Feliz fin de semana!

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Una cómoda para nuestro misterio

La cómoda es lo último que nos quedaba por redecorar del dormitorio de Reyes. De grandes dimensiones (y mayor peso...), como podéis ver en la foto, ha dado su trabajo... Ese difícil barniz había que ...

Muy naif...

La pintura Naif representa, para nosotras, ese espíritu infantil que no debería abandonarnos nunca... Ser capaz de pintar como un niño, siendo adulto ya, dice mucho sobre el sentir y el hacer de la pe ...

La tercera vida de un velador...

Este velador lleva en casa de una de nosotras la friolera de tres décadas... En sus inicios era totalmente negro, excepto la base de mimbre, y así se pasó varios años hasta que su dueña se hartó y le ...

Recomendamos

Relacionado

Atelier mesa renocada mesa y sillas renovadas en blanco ...

Como transformar una mesa y sus cuatro sillas de forma sencilla

Hoy os traigo un post de esos que nos gustan tanto a vosotros como a mí: una transformación sencilla pero que da muy buen resultado y queda muy bonita. Además con todos los pasos a seguir, que es lo que muchos de vosotros pedís a menudo para poder poner en práctica vuestros propios proyectos. Nuestra amiga Cristina del blog “Remodelando la casa” tenía guardadas en su garaje como oro en ...