comunidades

Cómo me volví minimalista




La verdad es que me volví minimalista porque no podía comprar lo que me gustaba. Bueno, no y sí. La historia es mucho más que cuestiones económicas, asi que hoy quiero compartirte cómo me volví minimalista y mi transformación a lo largo de estos últimos meses.

LAS RAZONES

Todo sucedió a partir de mi cumpleaños de 2015, cuando el Mr. y yo separamos casa.

En ese entonces, yo estaba por concluir mis estudios de diseño de interiores y no podía haber mejor oportunidad de probar mis conocimientos que con nuestra casa. Y como somos de estilos muy distintos, me encantaba la idea de conseguir que la casa reflejara quienes somos como personas y como pareja. Todo iba muy bien hasta que empecé a ver los costos.

Y como yo era practicante caí en la cuenta que la paga no cubría ni lo esencial. Y además de eso, teníamos que juntar para el enganche de la casa. Tuve que poner los pies sobre la tierra y dejar de pensar en la decoración hasta que nos mudamos. Como resultado, llegamos a la casa con un colchón, la cocina terminada y el televisor.

Pasaron semanas y nunca sentí la urgencia ni la necesidad por decorar. Sí, seguía leyendo revistas y blogs de diseño. Pero de vivir con mi familia a independizarme tuve la oportunidad de reflexionar y decidir enfocarme en lo que quería para mi nueva etapa: comer más saludable, minimizar las labores del hogar, pasear o simplemente, no hacer nada.

Empecé a disfrutar de los pequeños detalles que la decoración dejó de estar en la lista de tareas. Que sí, ahora ya contamos con comedor, oficinas y un sofá en la sala pero la casa sigue estando casi tan vacía como cuando llegamos. Pero eso sí, tenemos lo que utilizamos y necesitamos.

LA TRANSFORMACIÓN

Mi blog, también estaba teniendo una transformación. Me di cuenta que hablaba más sobre vivir con menos y la libertad de no tener ataduras materiales que sobre decoración de bajo presupuesto (que era la temática inicial del blog).

Y aunque eso era algo que habíamos adoptado para nosotros, quería compartir lo que aprendía a todos aquellos que buscaban lo mismo para su vida. Fue así como, sin darnos cuenta estábamos empezando la vida minimalista.

Y lo que había empezado como un hiatus de decoración, se volvió en una oportunidad por disfrutar los pequeños placeres de la vida y de vivir agradecida con todo. Dejé atrás la necesidad de poseer y me dediqué al ser. Que no digo que decorar sea malo, para nada. Simplemente, preferí decorar con lo que había al alcance y a un ritmo mucho más slow.

Poco después, ya habíamos adoptado otros movimientos. Somos minimalistas pero también somos veganos, consumidores conscientes y zero wasters en desarrollo. Que siempre había tenido la motivación por hacer algo por el planeta, pero esto me ayudó a encaminar mis ideas.

Y bueno ¡por eso estoy aquí!

LO QUE HE APRENDIDO

Me considero una persona afortunada porque he (re)descubierto y reafirmado que lo más valioso que podemos tener no es una cosa; son las personas que amamos, nuestra salud, el amor, la felicidad y la libertad de vivir con menos cosas de las que preocuparnos.

  (re)descubre y reafirma las cosas que valen la pena en la vida @lamoradasimple
Click To Tweet

  Ser minimalista me ha permitido disfrutar las cosas (que siempre lo había hecho, pero ahora tiene un sabor distinto). Vivo en el ahora y no acumulo cosas para el mañana. Pienso más en el impacto que pueden tener las cosas que compro y procuro reducir la basura que se genera en casa.

Y bueno, todos tenemos nuestra forma de llegar al minimalismo pero no hay que olvidar que lo importante es que descubramos que menos es más y que estamos aquí para disfrutar la vida; no preocuparnos que si se rompe algo, que si se pierde, que si lo roban.

Y por eso, te quiero invitar a darle la oportunidad a este estilo de vida. No te pido que tengas un número de prendas o que regales todo lo que tienes. Te invito a que le des valor a las cosas realmente importantes y no te dejes poseer por las posesiones que tienes. Que esa es la clave de una vida minimalista.



Ahora, cuéntame sobre ti. ¿Eres minimalista y no te habías dado cuenta o tu percepción del minimalismo es distinta? Si deseas saber más sobre este estilo y estar al tanto de más contenido en formato video, no te olvides de suscribirte a mi canal.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Compostaje en casa: entrevista con Marta de Plantea

Hace tiempo que me habían preguntado en el canal cómo hacía yo con los residuos vegetales y la verdad es que hago lo más sencillo. Nosotros en casa vamos juntando las cáscaras y polos de los vegetales ...

Bea Sánchez: Mamá y Minimalista

Estoy muy entusiasmada porque hoy da inicio un nuevo segmento en el blog y en el canal: entrevistas. Cada 2 o 3 meses espero recibir en el blog a un minimalista o zero waster con un enfoque muy partic ...

Vancouver

Se terminan las vacaciones y es momento de retomar el ritmo laboral. Al final, me tuve que tomar más semanas de las esperadas por cuestiones técnicas de la página, pero ya todo está en orden. Y hoy te ...

#JulioSinPlástico: Tipos de plásticos

Creo que algo muy valioso que tenemos a la mano es la información. Y muy importante son las decisiones que tomamos con base a ella. El conocimiento es fuerza, y la fuerza nos motiva a lograr cambios e ...

Recomendamos