comunidades

Consigue que tu cabecero capte todas las miradas

Después de un largo día de trabajo, todos nos merecemos un descanso y es, en ese momento, cuando nuestro dormitorio se convierte en nuestra estancia favorita de la casa. ¡Llega un momento de relax! Para que esta experiencia sea mucho más placentera, hay una cosa mejor que tener simplemente una cama confortable y es que, además de que sea cómoda, quede integrada con una decoración que nos resulte agradable a todos nuestros sentidos. En esto nos pueden ayudar detalles como el cabecero

No solo es cuestión de decoración, el cabecero tiene su función y, desde Conforama, queremos descubrirte todas sus posibilidades. Para empezar, nos ayuda a dormir mejor porque evita que la almohada pueda caerse detrás de la cama. Además, protege a la pared de posibles manchas y, a su vez, este actúa como aislante para que el frío no llegue directamente a la cabeza. ¿Te apetece renovar tu dormitorio con un cabecero que atraiga todas las miradas? Te damos ideas muy inspiradoras.

Fuente: Conforama

Escoge un cabecero acorde a tu estilo

Esta pieza debe combinar con el estilo de decoración que hayas escogido en tu dormitorio y, además, se debe adaptar a tus necesidades. ¡Descubre todas las opciones que tienes!

Líneas sencillas

Para una decoración minimalista, un cabecero de este estilo es lo mejor. Parecerá que no llama mucho la atención, pero te aseguramos que, cuando lo pongas, marcará un antes y un después en tu dormitorio. Puede ser tanto de madera lacada, como tapizado del color que más te guste. Las claves para seguir esta tendencia son la líneas rectas, el monocolor y una textura lisa. 

Fuente: Conforama

El encantador capitoné

Este acabado tan característico tiene su origen a finales del siglo XIX, ya que cubría los asientos de los carruajes de la época. Por este motivo, tiene un aire vintage y es el favorito de las decoraciones románticas. Si quieres un dormitorio con clase, el capitoné es perfecto para ti, ya que resulta muy elegante. 

Además, este tipo de cabecero también tiene sus ventajas. Si te gusta leer en la cama, al estar acolchado te resultará mucho más cómodo que los de madera. 

Fuente: Conforama y Unsplash

Juego de textura y color

Si te gustaba la idea de tener un cabecero confortable para utilizarlo como respaldo, pero buscas algo con más personalidad, en nuestras tiendas podrás encontrar un estilo muy similar al capitoné pero renovado. Puedes meter a tu dormitorio un rojo muy cálido o atreverte con texturas que imitan al mármol o a la madera envejecida. Combínalo con el resto de la habitación en tonos neutros para que se convierta en el protagonista de tu cuarto.

Fuente: Conforama

La calidez de la madera

Este material noble tiene cabida casi en cualquier estilo: colonial, nórdico, industrial, rústico... Es muy apreciada en la decoración por ser muy versátil a la hora de combinar y por ser increíblemente cálida. Aquí puedes ver cuatro dormitorios con cabeceros de madera, pero todos ellos muy diferentes. Si el resto de tus muebles son de este material, procura seguir la misma línea para que encaje a la perfección.

Fuente: Conforama

Un plus de almacenaje

Cuando nos falta espacio en el dormitorio, cualquier solución de almacenaje, por pequeña que sea, se agradece. Pues bien, el cabecero también nos puede conceder este favor de guardar pequeños objetos. Aquí puedes ver un ejemplo de un cabecero que contiene baldas y dos mesillas con cajones es una misma pieza. 

Fuente: Conforama

Cómo decorar la pared de la cama

Podemos dar mucho más protagonismo a nuestro cabecero si aportamos detalles que lo hagan destacar. ¿Quieres saber cómo? Te decimos cómo puedes destacar esa pared.

Cuadros, una opción clásica

La pared vacía puede dar la impresión de que la decoración de esa estancia no está terminada. ¿Una solución fácil? Opta por los cuadros, podrás combinarlos cómo más te gusten. Aquí puedes ver dos ejemplos, en uno aprovechan la pared de manera horizontal y en el otro de forma vertical. Si quieres transmitir calma, crea una composición simétrica. En cambio, si te gusta el dinamismo, mezcla cuadros de diferentes tamaños. 

Fuente: Unsplash

2 en 1: cabecero y estante

Si tu cabecero tiene el grosor suficiente, puedes utilizarlo a modo de repisa y no necesitarás hacer agujeros en la pared. Puedes poner fotos o cualquier detalle decorativo que se te ocurra. Un consejo es que todo lo que pongas encima sea ligero, ya que corre el peligro de caerse encima de la cama. 

Fuente: Conforama y Unsplash

Personaliza con cojines

Además de vestir la cama, los cojines pueden centrar el foco de atención sobre el cabecero. Son la oportunidad para dar color a esa pared si ya se ha combinado todo en tonos neutros. Juega con el tamaño, los estampados y las texturas. 

Fuente: Conforama y Unsplash

¿Y si tengo la cama debajo de la ventana?

A veces, por la distribución de la habitación, no tenemos otra alternativa más que poner la cama debajo de la ventana. ¡Pero esto no es un problema para no poner cabecero! Puedes poner uno de menos altura como los que aparecen en este imagen. 

Fuente: Unsplash

Otras ideas...

Esto no queda aquí, ¡las posibilidades para crear una combinación armoniosa en torno a tu cabecero son infinitas! Tapices, plantas, guirnaldas o vinilos. Estas son algunas de las ideas en las que te puedes inspirar.






¿Ya te has convencido? Si a tu dormitorio le falta un cabecero, no dudes en visitar nuestras tiendas. En Conforama encontrarás un amplio catálogo para escoger el que mejor quede con tu estilo. ¡Seguro que encuentra uno que es amor a primera vista!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos