Iluminación: una lámpara hecha con una calabaza

Si bien este es un trabajo de iluminación, que podemos hacer nosotros los adultos, los niños disfrutan mucho este tipo de tareas, especialmente cuando se trata de decoración para halloween o incluso para el resto del año.
 


Claro que, como se usan elementos cortantes es muy importante que el niño tenga supervisión permanente, dato que hay que tener en cuenta, por más que sean niños no tan pequeños.
 
Es muy divertido trabajar con calabazas, ya que las hay de muchas formas y tamaños, de modo que podemos crear divertidos conjuntos que se adapten a los gustos del pequeño o si somos más creativos, incluso a modelos y diseños mucho más elaborados conseguidos en internet.
 

Cómo iniciar el corte de nuestra calabaza

 
Lo ideal es trabajar con una calabaza que ya se ha secado bastante ya que las verdes son muy difíciles de tratar y las blandas se estropean rápidamente.
 
El primer paso es limpiarla muy bien, algo que se hace fácilmente si la dejamos en remojo en un recipiente grande y usamos un cepillo y jabón. Lo dejamos secar totalmente y ya podemos seguir con el paso siguiente.
 
Para continuar con la elaboración cortamos la base, para lo cual vamos a dibujar un círculo en la misma. Se corta con sierra o con un cuchillo filoso, dependiendo del grosor de la calabaza.
 
Lo siguiente será retirar todo el contenido. Puede ser necesario usar una cuchara para esa tarea. Este contenido no debes descartarlo, ya que puede utilizarse para preparar una deliciosa tarta de calabaza, un ponqué o cualquier receta que la incluya.
 

Ahora comienza la parte creativa

 
Dibujamos con lápiz el diseño que nos gusta. Con un cuchillo filoso lo vamos tallando teniendo mucho cuidado de no cometer errores, ya que en muchos casos será imposible recuperarlos y tendrás que cambiar el estilo de tu calabaza para no estropearla.
 
Hay otra posibilidad que me gusta mucho más para hacer. Se trata de un diseño de puntos, que haremos con perforaciones con el taladro o con ayuda de cualquier objeto punzante del tamaño adecuado.
 
 Algo a tener claro es que como la superficie es curva, al apoyar la broca puede resbalarse. Una vez que hemos terminado, borramos las marcas que han quedado del lápiz. Para dar terminación se puede dar una mano de barniz o también se puede lustrar con un paño humedecido en aceite vegetal.
 Pasos finales para una lámpara de calabaza perfecta
 
El trabajo ha quedado terminado en cuanto a la decoración, ya sea que hayas optado por un diseño clásico o una alternativa muy propia de tu estilo personal.
 
Solo nos resta iluminarlo, pero tengamos en cuenta un punto que es muy inflamable y es que, dependiendo del lugar donde ubicaremos la calabaza, si colocamos una vela puede ser peligroso. En ese caso solo debemos hacerlo si estamos al aire libre en un lugar sin peligro y atentos.
 
Algo mucho mejor para ubicaciones en el interior es utilizar iluminación con LED, lo que no implica ni peligro ni casi ningún gasto, ya que puedes utilizar cualquier pequeña luz que ya dispongas en casa.
 
Esta es una de las mejores ideas para crear lámparas naturales.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: