¿Qué sofá encaja mejor con tu casa?









Si hay un mueble al que le tenemos cariño y con el que compartimos tiempo es el sofá. En él vemos nuestras series favoritas, leemos las aventuras más intrigantes o vivimos momentos de pasión. Es una pieza fundamental, sobre todo en el salón, tanto para la estética como para el disfrute. Por eso, a la hora de elegir un sofá, sea un sofá de Maisons du Monde o de cualquier otra marca, debemos asegurarnos de tomar la decisión correcta.

Tipos de sofás

Veamos qué tipos de sofás hay y cuál puede ser el próximo en tu salón.

Conjunto de sofás

En un salón amplio puede ser buen idea contar con varios sofás. Una buena configuración es uno de tres plazas y uno de dos, o uno de tres plazas y dos individuales. Permite mantener una conversación de manera más agradable.

Sofá en línea




Si el objetivo fundamental es setaros juntos a ver vuestra serie, un sofá en línea puede ser más que suficiente.

Sofá con chaise longe

Es muy placentero sentarte frente a la tele visión con los  pies estirados para delante. Por eso es un tipo de sofá cuyo uso se está extendiendo mucho. Además eso permite liberar el resto del sofá para que otras personas puedan sentarse o tumbarse. El único inconveniente es que necesitas un salón amplio si no quieres que quede todo demasiado apretado.

Sofá en módulos

Estos sofás tienen la ventaja de ser adaptables a cualquier luegar. Además, puedes cambiar fácilmente la configuración en cualquier momento.

Sofá individual




Hay quien prefiere tener su propio sofá o, simplemente, no tiene con quien compartirlo. En este caso el sofá individual es una buena opción, ocupa menos espacio y los hay muy cómodos: reclinables, con reposapiés o ¡incluso masajes!

Sofá cama

Puede ser una buena idea tener la opción de convertirlo en cama, ideal si tu casa no es muy grande y no dispones de habitaciones extra. Así podrás acoger invitados in problemas.

Sofá Chester


Opción para quienes tienen un estilo clásico. Es el típico sofá tipo antiguo, con brazos a la misma altura que el respaldo.
 

Tapizados

En cuanto a los tapizados de tu sofá, también hay que barajar diferentes opciones:

Tapizado de chenilla

La chenilla es un tejido muy versátil, quizás el más usado en tapicería. su aspecto puede parecerse al terciopelo y su composición puede variar: poliéster, algodón o rayón. Es un tejido resistente y confortable al tacto
 

Tapizado de piel

Es un tapizado clásico y resistente. Por contra, muchas veces la piel es demasiado dura y no es confortable. Además, muchas personas no están de acuerdo en usar pieles de animales, y en esteos casos se puede usar la polipiel como sustituto.

Tapizado de algodón

El algodón es un material confortable, transpira bien y se adapta. El problema es que es difícil de quitar las manchas, por lo que no es interesante si tienes niños en casa

Tapizado de microfibra

Por contra del algodón, la microfibra es un tapizado ideal si hay probabilidades de manchas, ya que se limpia muy bien. Además es resistente y no se arruga y hay una gran variedad de colores y estampados

Otros tapizados

Por supuesto, puedes apostar por terciopelo o seda, que son caros y delicados. También puedes apostar por un tejido resistente como la loneta si se trata de un sofá cama o un sofá que va a tener mucho uso con poco cuidado.



Imágenes: Freepik
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: