Decoración moderna

Apartamentos del siglo XXI

En ocasiones, cuando nos vamos de vacaciones, echamos de menos el sentirnos como en casa. En A Coruña se ha construido un complejo vacacional con pequeñas viviendas decoradas para que el visitante se sienta como si estuviera en su propio hogar.

El exterior de estas villas de vacaciones se acerca a la concepción generalizada de las casas futuristas. Sin embargo, se enmarcan en una estampa rural, ya que están rodeadas de césped y árboles frutales. Asimismo, los niños disfrutarán en este magnífico entorno gracias a la completa área infantil con columpios y amplios jardines en los que vivir grandes aventuras.

 

 

 

 

 

 

Cada una de las villas lleva el nombre de un músico. Para señalarnos el camino, la zona está plagada de indicadores que nos dicen dónde estamos y qué villas están en esa dirección.

La estructura de los edificios de este complejo es moderna. Las fachadas gris perla están paneladas en un material especial que contiene fibra. Algunos apartamentos cuentan con pequeñas terrazas.

Las viviendas comunican con el exterior gracias a una gran cristalera situada en la cocina-salita. La entrada de luz se regula a través de un enorme estor que concede a la estancia un toque muy cálido.

Los felpudos de cada casa se han encastrado en el suelo, encajando perfectamente con la cerámica. En todos ellos se ha pintado el nombre de la casa a la que anuncia, al igual que el indicador que la precede.

Todas las viviendas disponen de un pequeño porche. Éste se ha decorado con un sencillo pero elegante conjunto de mesa y sillas. Nada mejor para disfrutar de la tertulia antes de entrar en casa.

El diseño del edificio no ha supuesto ningún problema para la decoración del interior de las villas. En este caso, vemos cómo los muebles de cocina se han adaptado a la perfección a la forma circular.

En estos apartamentos la distribución de las cocinas varía. En este ejemplo los muebles se aislan del resto de la sala. Un mostrador entre ambas estancias sirve para comunicarlas.

La escalera combina cristal, acero y madera. Está decorada en tonos grises y azules. Divididas en dos tramos, las cristaleras se protegen con cortinas fijas y fruncidas en un sobrio color blanco.

Las mesas elegidas para conformar los comedores de los apartamentos se suelen situar junto a los grandes ventanales. La iluminación es muy importante y es posible regularla gracias a la multitud de cortinas.

Se ha aprovechado el espacio con muebles auxiliares colocados en la pared. El microondas se ha integrado en uno de ellos con el fin de despejar la encimera y hacer más cómodo su uso.

El salón no tiene nada que envidiar al de viviendas con un mayor número de metros cuadrados. El centro de estos singulares hogares tiene todo lo necesario para colmar las expectativas más exigentes.

Las habitaciones son dobles, individuales o de camas gemelas. En todas ellas las líneas de estilo que predominan en los muebles son funcionales, apoyándose en un material duradero como es la madera.

Los cuadros tienen vida propia. Encontramos motivos de variada inspiración en los lienzos, pero todos resultan ideales para aportar serenidad al ambiente. Flores o formas irregulares y coloridas: todo cabe.

Y por fin subimos a conocer las habitaciones. Sin necesidad de hall, las escaleras nos llevan directamente a la parte más íntima de la casa. Los paneles de madera son los protagonistas, ya que recubren la base de los pasamanos.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Complementos Decoración

Cómo usar los estampados florales en una decoración moderna

Los estampados florales son una adición elegante a cualquier espacio. Sin embargo, tienen la reputación de ser un tipo de patrón asociado con estilos de casa más antiguos. Las cocinas de campo tienden a usar flores en el papel tapiz. Los estilos victorianos tienen estampados florales en todo. Incluso los espacios retro a veces van para estampados florales funky y artísticos. Pero si quieres un esp ...