Vivienda Saludable Idea guardada 54 veces
La valoración media de 139 personas es: Excelente

Trucos definitivos para que tu casa huela 'mejor que bien'



STOP a los malos olores

Antes de pensar en aromas que den a nuestro hogar un toque genuino y muy especial, tenemos que idear maneras de atacar los malos olores existentes. Y es que en toda casa existe alguna zona o recoveco que no goza precisamente de buen olor. ¿Sabíais que los malos olores podían acarrear consecuencias en nuestra salud? No se trata de ser alarmistas, pero sí de ser precavidos, especialmente si hay niños o mascotas en casa, colectivos más vulnerables. Dolor de cabeza, mareos, náuseas y otras afecciones del sistema respiratorio y digestivo pueden interferir en nuestro día a día, sin necesidad.

Los  olores más comunes se encuentran en baños y cocinas, alojados en tuberías, en el interior de la lavadora o en nuestra nevera. El cuarto de baño, a menudo, puede provocar olores desagradables, dependiendo de su estado, de su antigüedad y de su propio mecanismo interno. ¡Vamos a repasar algunas formas de luchar contra estos hedores antes de daros ideas para que vuestra casa huela 'a rosas'! ¿A que os venís?

¿Malos olores en la nevera?

- Lo primero que debemos hacer es una limpieza profunda en cada parte de la misma, incidiendo en los rincones más inaccesibles y donde pueden alojarse vertidos de algún bote o alimento que no hayamos advertido antes.

- ¿Sabíais que colocar un limón partido en dos mitades y dentro de la misma puede eliminar esta sensación tan poco agradable? Además, los clavos de olor son poderosos en este sentido. Probad con ellos.

- El bicarbonato también es un poderosísimo agente acaparador de malos olores. Con empapar un paño húmedo en esta mezcla y limpiar por segunda vez la nevera, bastará para eliminarlos.



¿Y qué ocurre con el microondas o la lavadora?

- Si vuestras lavadoras también se ven afectadas por estos malos olores, es fácil que tengan que ver con los sistemas de filtrado que utilicen. Revisadlos cuidadosamente y haced un lavado SIN ropa a temperatura máxima para airear su interior. A su vez, dejad la puerta de la lavadora abierta siempre que no la utilicéis.

- Limpiad cuidadosamente cada parte del microondas y no dudéis en colocar un vasito con una mezcla de agua y suavizante. Lo bueno de introducir una mezcla dentro del mismo es que 'matamos dos pájaros de un tiro'. Estamos otorgando buen olor al interior del electrodoméstico mientras, con ese mismo líquido, podemos ambientar otra zona de la casa. Por ejemplo, el cuarto de baño.

- Una solución compuesta de vinagre y agua hervida hará que vuestro microondas deje de oler a aromas desagradables como los derivados del pescado o marisco.

- El limón, la vainilla, el café molido o el bicarbonato (siempre mezclados con agua y puestos a hervir)  harán lo propio dentro de vuestro electrodoméstico. ¡Tenéis para elegir!

En otros lugares de la casa

- En el cuarto de baño, podéis encender varitas de incienso o unas velas aromáticas siempre que exista un olor desagradable. Los olores potentes como la canela, jengibre o los cítricos y lavanda pueden ayudaros en la lucha contra el hedor en el baño.

- Para el resto de la casa, recomendamos las velas de arándanos, vainilla, coco o chocolate. Y, si lo vuestro no son las velas 'dulzonas', optad por ramitos de lavanda repartidos por el salón o el comedor. Un aroma fresco que evoca a primavera y dará alegría a vuestro hogar.

- Ventilar a menudo es vital para que los olores desaparezcan. Además, fregar los suelos a menudo y, en el último lavado, agragar una cucharada sopera de suavizante harán que vuestras casas huelan a limpio siempre.

- A la hora de fregar, ¡se nos olvidaba!, verted sal en el agua lista para emplear. Un truco sencillo que paliará los olores desagradables.

Aromaterapia, ¡siempre bienvenida!

- Si sois fans de los buenos olores y no hay aroma que se os resista, podéis emplear el 'calendario' de aromas en vuestros hogares. Ya sabéis, en invierno utilizar olores más dulces o recargados, como la vainilla, la canela, el chocolate o el caramelo, mientras que en verano podéis usar los cítricos, las rosas y el aroma a lavanda.

- Además, durante los meses de calor ¡es vuestro gran momento para deleitaros con los aromas! Al tener la casa ventilada y al tratarse de una época estival, parece más fácil dotar a nuestro hogar de olores veraniegos que vayan cambiando. ¿Habéis probado con el coco? Un olor inconfundiblemente veraniego y refrescante.

- Si lo que os gustan son los olores frescos, la manzana o el jazmín pueden ser igualmente agradables y menos 'pesados' al olfato para muchas personas.

Un ambientador casero paso a paso:

¿Queréis animaros a hacer vuestro propio ambientador casero? Sólo vais a necesitar unos palillos de madera al estilo 'mikado', cáscara de un limón, alcohol de 96º (el que utilizamos para desinfectar) aceite de limón, agua y un tarro de cristal.

En el vaso, introducid la piel de vuestro limón y, a continuación, 3/4 partes de alcohol en su interior. Seguidamente, agregad agua hasta llenar casi el recipiente. Ahora toca añadir unas gotas del aceite de limón (si no tenéis de limón y es de cualquier otro aroma o ingrediente parecido, probadlo también. Con el aroma a cítricos existen cantidad de ingredientes que quedan de maravilla. Cortad las puntas de los palillos o brochetas y agregadlos a vuestro nuevo ambientador casero.



¡Sólo tendréis que cambiar el lado de los palillos de vez en cuando para que desprendan su reconfortante aroma!

¿Habéis tomado nota de estos trucos caseros? Ecológicos, eficientes y económicos: ¡no se puede pedir más!

Completad vuestra información en el blog de Vivienda Saludable
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos