comunidades

· marhaba ·

Desde el patio de un Riad, contemplando las dunas infinitas del desierto de Erg Chebbi, a bordo del primer avión que tomaba sola rumbo a un sueño, en medio del bullicio de la medina de Marrakech, por las calles azules de Chaouen, sentada sobre alfombras bereber en un taller de artesanos y ahora mismo desde un café de Goteborg a la luz de una vela es donde ha tomado forma el proyecto que hoy te presento.

Ilusión y vértigo a partes iguales.

Hoy abrimos las puertas!

Bienvenido! Marhaba!



Cada alfombra, tela o almohada están hechos a mano, con mucho mimo y sin prisas. Si te enamoras de alguna pieza (estoy segura que lo harás), la envolveré y en pocos días estará llamando a tu puerta un pedacito del encanto de Marruecos.

Cuando la recibas, quizás también una nueva filosofía de vida esté llamando a tu puerta.

Me encantaría que sintieras el mismo amor que siento yo por cada una de las piezas de esta colección, que vivieras las historias que hay en cada una de ellas y que te contagies de las buenas vibraciones que han acumulado en tantos kilómetros de viaje.

Más que recibir un objeto, quiero que recibas una emoción.

Cada pieza te aportará bienestar y te hará un poquito más feliz.

Quiero conectar contigo, porque créeme, tú eres lo más importante.

Gracias por estar aquí.

Fuente: este post proviene de azul bereber, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

· este es mi último post ·

Estaba deseando escribir este post para contarte que este mes es diferente para mí. ¿Lo es también para ti? Mayo promete ser una oportunidad para volver a empezar, para apostar una vez más por un su ...

· la belleza de lo sencillo ·

Si eres capaz de contemplar la belleza que tienes al lado, la vida será bella también. La vida es bella en todas sus facetas, en las buenas y en las menos buenas, en los momentos dulces y también en ...

· el placer de lo cotidiano ·

¿Eres feliz o realmente feliz? Yo soy realmente feliz. Me gusta más la felicidad real, disfrutar de la vida gracias al placer de lo cotidiano. Últimamente estoy aprendiendo a liberarme de una vida e ...

Quiero una slowhome: parte II 

Una hogar slow es una pieza más de un estilo de vida más consciente, con el que recuperaras las riendas y disfrutaras de la vida a su tempo giusto. Un hogar slow te ayudará a reconectar contigo misma ...

Recomendamos