comunidades

Momento cena...

En nuestras casas, los desayunos y los almuerzos los hacemos sentados a la mesa, una en el office de la cocina y la otra en su comedor. Pequeños momentos compartidos a diario para comenzar con buen pie la jornada, y para relatar cómo ha transcurrido la misma. Otra cosa son las cenas. El final del día pasa factura, y qué mejor modo de dar cuenta de ella que instalados confortablemente en el sofá, mientras vemos las noticias o algún capítulo de nuestras series favoritas. Pero antes hay que acomodarse... ¿A qué nos referimos? A hacer sitio, en la mesa que preside el tresillo, a bandejas, platos, la botella de agua que se termina en un pis pas y no hay quién se levante a por otra, y a que todos encontremos un hueco en ella para ser capaces de comer... Durante unos segundos, todo es un arrastra "pacá" la mesa, no te la acerques tanto que yo no llego, pues mira cómo estoy yo que no me alcanzan los brazos al plato... Menos mal que, al final, todo encaja y, entonces sí, como cada noche, podemos "engullir" nuestras viandas en paz y armonía.


Por eso, al ver estas originales mesas de centro tan fuertes, pesadas y contundentes, no hemos podido por menos que sonreírnos al pensar en los "meneos" que le dan cada día a las nuestras... Porque, ¡a ver quién es el guapo que mueve éstas con tanta alegría!



Foto



Foto



Foto



Foto


Foto

Y vosotr@s, cómo resolvéis el momento mesita del sofá?

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Pequeñas espinas...

Todos tenemos pequeñas espinas incrustadas a fuego en nuestra piel... Son sentimientos de pesar que nos atormentan, a veces de manera insistente... La actitud de un familiar, el desaire de esa amiga, ...

Vintage 3 ROOM...

Hace unos días os mostrábamos cómo habíamos transformado, con pocos gestos, una pantalla de lámpara un poco sosa y algo estropeada. Pues como esa, teníamos otra idéntica esperando su turno... También ...

Vida en pareja

Nuestros ratos de taller dan para mucho... Hay días en los que, mientras trabajamos, ponemos música y cantamos, otros en los que no se oye ni una mosca; solo nuestros cerebros trajinando en cien mil c ...

Etiquetas: MesasSalones

Recomendamos