comunidades

¿Mudanza o reforma? 10 trucos a tener en cuenta antes de comprar tus muebles



La ilusión de una reforma o mudanza
Si es por voluntad propia, realizar un cambio en tu vida siempre suele ir acompañado de sensaciones variadas: ilusión, expectativas, sueños... pero también muchas dudas y algún que otro miedo. En lo que se refiere a nuestro hogar, disponemos de muchas herramientas para que esos cambios se produzcan dentro de un marco de fechas y espacios concretos, por lo que siempre viene bien planificar para tener en cuenta cualquier imprevisto. Organizarse bien antes de comprar los muebles evitará que cometamos errores asociados a la impulsividad que genera la ilusión de una nueva casa o de un cambio que nos apetece mucho. Es mejor ser prudente en la medida de lo posible. ¡Todo llega!

Si eres de los que les cuesta un poco organizarse y saber establecer prioridades, adelante, te contamos algunos trucos para iniciar uno de los pasos más bonitos e ilusionantes de toda reforma: elegir los muebles que vestirán tu hogar.

1. Tomar medidas y hacer estimaciones

Parece algo demasiado evidente, pero entraña cierta dificultad. Tomar medidas no es sencillamente tomar el metro y anotar los centímetros útiles y libres de espacio de los que disponemos, también hay que visualizar el tipo de mueble que deseamos comprar y pensar si quedará bien en ese espacio. Hablamos, no solo de tamaño, sino también de volumen, material del mismo y funcionalidad. Por supuesto, lo vital es saber si combinará con nuestra decoración a la par de que cumplirá su función. ¡No es tan sencillo!



2. ¿Para qué lo quiero o necesito realmente?

Esta cuestión es clave porque muchas veces, de nuevo, guiados por la ilusión y los nervios, nos lanzamos a la adquisición de muebles y enseres que, habría que preguntarse, ¿realmente son necesarios o se trata de algo que nos apetece pero que no es prioritario ahora mismo? Observemos nuestra casa tal y como está (vacía o semi vacía) y preguntémonos qué muebles son de primera necesidad (muebles que cumplen una función absolutamente necesaria) y cuáles son más decorativos.

El objetivo de separar los primeros de los segundos es hacer una 'criba mental' y ponernos de acuerdo con los más necesarios. Lo más seguro es que no nos arrepintamos de esta visión minimalista, ya que los espacios libres y diáfanos proporcionan mayor sensación de paz y de confort y siempre podemos sellarlos con otros accesorios decorativos como revisteros, plantas o cestas. ¡Os aseguramos que a medida que vayáis decorando las ideas se multiplicarán!



3. Respetando los gustos y la personalidad de cada uno

Si antes de embarcarte en la reforma de casa eras de los que te quejabas de que tu hogar no te representaba para nada y, en su lugar, yacía una mezcla sin sentido de diferentes decoraciones, ahora tienes la oportunidad de enmendarlo. Adquirirás solamente esos muebles, textiles o accesorios que te encanten. La variedad de gustos, estilos y precios es tan amplia que no hay excusa para no decorar con gusto y sin hacer un agujero en nuestros bolsillos. Pero, sobre todo, podrás plasmar realmente quiénes viven allí, es decir, ¡plasmar vuestra esencia como anfitriones!



4. Diálogo y consenso

¿Compras o te mudas en pareja? Si, lo has adivinado, vas a tener que charlar largo y tendido sobre tus gustos y preferencias y no siempre estaréis de acuerdo con ellas. Un truco: si discutes mucho con tu pareja sobre qué muebles os apetecen, podéis elegir un estilo definido en el que estéis de acuerdo y dentro del mismo crear ciertos pactos y consenso. Si sigue resultando difícil, siempre podéis repartiros las 'zonas de la casa' y cada uno encargarse de ciertos muebles. Si se respeta un mismo marco estilístico, no habrá problemas y ambos habréis aportado.



5. Lee, observa e inspírate...

Por supuesto, unido a vuestros respectivos gustos y apetencias, está la parte más 'pasiva' de la organización, pero no por ello menos creativa. Deja a un lado tu búsqueda activa del mueble perfecto y déjate embriagar por los estímulos de editoriales, revistas, blogs de decoración o redes sociales en las que, mediante un sencillo hashtag (ejemplo: #decoraciónescandinava) estaremos dando con un sinfín de ideas inspiradoras. ¡Informarnos e inspirarnos es gratis! No pierdas la oportunidad de hacerlo.

Otros consejos 'extra'...

- Sé realista. Si tu casa es realmente pequeña, adapta todas tus ideas y aportaciones a 'esos escasos 40 metros cuadrados': que sea pequeña no implica que no tenga encanto.

- Sé positiva. El optimismo y la positividad van a ser tus mejores aliados en este proceso tan bonito, aunque a veces duro, de una reforma o mudanza.

- Cuando vayas a la tienda, no dejes de preguntar y comunicar todas tus dudas. Además, probar los muebles in situ puede ayudarte a decidir.



- Haz un mix entre inversión y funcionalidad a corto plazo. Es cierto que los muebles más importantes de la casa es preferible que también sean los más duraderos. ¡Sé práctico!

- Toma papel y lápiz (sí, a la antigua usanza) y no escatimes a la hora de dibujar cómo te imaginas cierta sala, el cuarto de los niños o el propio jardín. Visualizar primero para plasmarlo después te ayudará a la hora de configurar 'tu casa ideal' mentalmente y después, aplicar las dosis de realidad cuando toque ir a comprarlos o adquirirlos.

No dudes en poner en marcha estos consejos para dar un paso más en lo que será tu vivienda saludable perfecta. Y  recuerda que aquí podrás encontrar más ideas y consejos para comprar tus muebles 'con cabeza'.

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos