Conforama Idea guardada 97 veces
La valoración media de 191 personas es: Excelente

¡Pon orden en tu cocina y límpiala en tiempo récord!

La cocina es una estancia vital en cualquier hogar. Independientemente de los metros cuadrados con los que cuente, siempre debe ser práctica y funcional. Si vamos a comenzar una reforma o a diseñar el espacio por primera vez, debemos estudiar que los materiales sean prácticos y resistentes. Por otro lado, también conviene planificar muy bien el espacio para mantener el orden sin mucho esfuerzo. Siguiendo estas dos premisas, el resultado siempre será un éxito.



10 tips para poner orden en la cocina 

1. ¿No sabes por dónde empezar? Sencillo, vamos a vaciar todos los armarios y cajones. De esta forma será mucho más fácil organizar la despensa y ver cómo guardar todo el menaje. Lo mejor es seguir un orden lógico, poniendo los utensilios al lado de los fogones, los productos de limpieza debajo el fregadero y los ingredientes básicos al lado de la zona de trabajo.   

2. A la hora de elegir los armarios de la parte baja de la cocina, las gavetas se han convertido en la mejor opción. Son amplias, cómodas y al abrirlas veremos todo de un simple vistazo. Una buena idea es situarlas bajo la zona de fuego, sobre todo si vamos a guardar cacerolas y sartenes. Del mismo modo, deberíamos diseñar un cajón pequeño para todos los cubiertos, espumaderas y utensilios que necesitemos a diario. 



3. Las pizarras son grandes aliadas a la hora de hacer más práctica la cocina, además de resultar muy decorativas. Podemos colocar una cerca de la nevera para ir apuntando la lista de la compra, los próximos planes, citas importantes... Si nos atrevemos, podemos adornar las puertas del interior de la despensa con pintura de pizarra para que, por ejemplo, nunca se nos olvide nada en el supermercado. 

4. En muchos blogs vemos la tendencia de colocar armarios solo en la parte inferior de la cocina. Es cierto que ofrece una mayor sensación de espacio, pero si tenemos pocos metros es un recurso implanteable. Lo mejor es optar por armarios grandes que cubran hasta el techo. Para no saturar el espacio, lo recomendable es que sean blancos o más claros que los módulos inferiores. 



5. El mueble bajo el fregadero suele ser uno de los grandes olvidados. Más allá del cubo de la basura, podemos aprovechar ese espacio para instalar baldas para los productos de limpieza, cajas de almacenaje y cestas en el interior de las puertas para los estropajos. 

6. En la cocina, las paredes juegan un papel básico. Gracias a ellas ganamos mucho espacio con baldas vistas donde poner la vajilla, botes para alimentos o barras en la encimera para dejar los cubiertos, rollos de papel, etc. 

Fuente: Conforama


7. Es algo común que, al abrir el armario de la despensa, el caos se apodere de todo, sobre todo si hablamos de tuppers. Lo mejor es hacernos con cestas de plástico o metal agrupándolas según el tipo de alimento que alberguen en su interior. Así será fácil destinar un espacio a los tuppers, a las conservas, a los alimentos de desayuno... 

8. Siguiendo el consejo anterior, contar con etiquetas será básico para saber en todo momento qué tenemos y qué nos falta. Podemos etiquetar las especias y los botes de comida, si los guardamos en gavetas, o usarlas para escribir en cada cesta qué podemos encontrar. 

9. Uno de los factores que causa más desorden es tener muchas cosas sobre la encimera de la cocina. Como es imposible no contar con el aceite, la sal y algún pequeño electrodoméstico, podemos recurrir a bandejas que, además de ser decorativas, proporcionan sensación de orden siempre. Además, si añadimos alguna planta aromática, conseguiremos un efecto más acogedor.



10. Aprender a tirar y a analizar lo que verdaderamente es necesario. Si te gusta cocinar seguro que has ido acumulando un montón de ollas, moldes de cocina y recipientes a los que das poco uso. Cuando el espacio es escaso hay que aprender a comprar únicamente utensilios de calidad, que tengan varias utilidades y que ocupen muy poco. 

5 trucos limpiar la cocina de forma rápida

Una vez que hemos conseguido sacar todo de los armarios, tirar lo que ya no queremos y poner orden, llega el momento de ver algunos tips para limpiar sin esfuerzo y mantener la cocina bonita en todo momento. ¡Tomad nota! 



1. El limón es conocido por su poder antigrasa, así que será un potente aliado a la hora de limpiar las zonas más sucias como la campana de la cocina, el microondas o los azulejos. Un truco es poner una olla grande con agua y limón a cocer durante al menos 30 minutos. Después aprovecharemos esta mezcla para limpiar todos los muebles por fuera y los azulejos de una sola pasada con una bayeta de algodón.

2. El vinagre es un imprescindible dentro de los productos de limpieza cotidianos: muy práctico para limpiar suelos, cuidar la madera y eliminar los malos olores. Por ejemplo, si vamos a cocer coliflor o freír pescado, dejaremos un cazo de agua con vinagre al lado cociendo para evitar que el olor llegue a toda la casa. 

3. El bicarbonato es otro de los ingredientes que nos ayudarán a limpiar la cocina. Aunque tiene muchos usos, siempre es buena idea usarlo para dejar la nevera como nueva y libre de olores o ponerlo en la despensa para evitar la humedad. 

Fuente: Conforama


4. Los productos para limpiar tuberías son altamente contaminantes y abrasivos. Si mezclamos agua caliente con vinagre y bicarbonato podemos desatascar tuberías y acabar con el mal olor de una forma fácil y mucho más económica. 

5. Como último truco, vamos a hablar del horno, ya que, en cuanto a limpieza se refiere, es uno de los electrodomésticos más complicados. En este caso, podemos mezclar vinagre con limón y un poco de agua en un difusor para retirar la grasa y dejarlo con un agradable olor a limpio. 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos