Blog de Esther Ruiz Idea guardada 6 veces
La valoración media de 5 personas es: Buena

Sofás cama, anfitriones perfectos

Perfectos para ahorrar metros cuadrados.

sofá cama
?Cuántas veces se nos ha presentado un invitado a dormir en casa y ha tenido que pasar toda la noche durmiendo en un incómodo sofá? Son muchos los que optan por el funcional sofá cama para hacer frente a estos inconvenientes, actuando como perfectos anfitriones.

 

Esta pieza de mobiliario, imprescindible para una gran mayoría, cuenta con la comodidad de ofrecer plazas de asiento para disfrutar plenamente de la sala de estar y, al mismo tiempo, esconde en su interior una amplia cama para poder convertir cualquier salón en un improvisado dormitorio para las visitas.

 

Cuando el espacio es escaso, como suele ser cada vez más habitual, el sofá cama es el aliado perfecto. Los cambios que están surgiendo en la estructura familiar tradicional y el alto precio de los pisos provocan que más de uno apueste por uno de estos polivalentes muebles para vivir en pequeños apartamentos o estudios de poco más de 50 m².

 

En estos casos, lo más normal es que solamente se disponga de una habitación, por lo que se hace necesario tener un sofá cama en el salón; así podremos acoger a los invitados que visiten nuestra casa.

 

Variedad de modelos

sofá cama
Hoy encontramos en las tiendas una gran cantidad de modelos para cubrir las necesidades de todo tipo de clientes. Existen modelos con camas individuales, pero también tipo matrimonio, así como pequeños sillones y pufs que, en un espacio reducido, incorporan pequeñas camas que servirán de apoyo para los imprevistos.  

Aparte de la obvia clasificación por tamaño, podemos distinguir los sofás cama en virtud de la apertura, ya sea ésta frontal, lateral o elevable. Si sacamos la cama de frente, el colchón puede estar escondido en el respaldo del sofá o sobre el asiento. Los primeros reciben el nombre de sofás cama de acordeón y los segundos, son los tradicionales nido. La ventaja de esta última apertura, es que la cama se guarda hecha, con lo que al extenderla, nos olvidamos de tener que prepararla antes de dormir.

 

También se puede considerar un sofá cama, al futón, una pieza de mobiliario típica de Oriente que está formada por una sencilla tarima de madera pegada al suelo y un fino colchón . Hoy muchas personas optan por estas camas para sus hogares, no sólo porque se puede disfrutar de un elegante sofá bajo en la sala de estar y a la vez de una cama improvisada, sino que, desde el punto de vista estrictamente decorativo, los futones le dan un aire zen muy sofisticado a las viviendas.

 

Algunos componentes básicos

sofá cama
Elementos esenciales en los sofás cama son los colchones y el somier. Encontramos más o menos la misma variedad de somieres que en las camas normales, normalmente de láminas, aunque también se venden con la tradicional y menos cómoda malla metálica. Los colchones son normalmente de muelles, aunque también los hay de espuma, que ocupan menos espacio y son más baratos, pero son menos saludables para la columna. Cuanto mayor sea la densidad de la espuma, mayor calidad de descanso. El colchón debe ser desenfundable para evitar problemas para lavarlo.  

También tendremos la opción de elegir un tapizado bonito que combine y se integre en la decoración del resto de la estancia. Piensa también en la limpieza del mismo: las piezas textiles desenfundables se lavan correctamente con jabón neutro. Para quitar el polvo usaremos la aspiradora y sacudiremos la tela regularmente.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos