Decoración

Retro y con Encanto Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¡Viva el picante!

Chile, ají, peperoncino, guindilla.... Sea como fuere, y llamase como se llamase según el lugar, este condimento culinario se hace indispensable en casa de una de nosotras.... La afición al "pique" es tal que procura usarlo en la mayoría de los platos que prepara. Y como ello es sabido por la otra parte de Retro y con encanto, su santo esposo, hábil y casero "horticultor" en las macetas de su terraza, surte a menudo de guindillas a la obsesa del picante. Lo que no sabíamos, y hemos descubierto después de investigar un poco, es que estos pequeños pimientos se han usado desde antaño para aliviar dolores de lumbago, catarros y artrosis. Curioso, ¿verdad? Pues también reduce el colesterol, acelera el metabolismo y estimula la circulación sanguínea. Todo eso está muy bien, aunque nosotras hoy sólo buscamos su parte decorativa, y aquí la tenéis.





Foto



Foto



Foto


Foto

¿Coincidís en gustos? ¿Guindillas para comer o para decorar?

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Un espejo muy provenzal....

Hemos descubierto, no hace mucho, los fantásticos mercadillos de la Costa del sol. No en vano, recientemente hemos hecho un recorrido por los mismos. En el de Fuengirola, el más completo, localizamos ...

Podadoras de ciudad...

Somos especialistas en aprovechar los recursos florales naturales que nuestro entorno nos proporciona. Y ya hemos comentado varias veces por aquí, cómo nos proveemos de las flores que crecen en los pa ...

Despacio, pero sin pausa...

La semana pasada salió una de nosotras con su hijo a comprar unos botines de futbol. Al ser una compra tan concreta, nos fuimos directamente a la sección de deportes de unos grandes almacenes y, mient ...

Rincón boticario

Seguimos dando envidia de nuestros hallazgos callejeros... Ya ni siquiera nos inmutamos cuando vemos estas monadas entre escombros. De hecho, con naturalidad pasmosa, la tomamos del brazo cual familia ...

Recomendamos