Decoración

Retro y con Encanto Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¡Viva el picante!

Chile, ají, peperoncino, guindilla.... Sea como fuere, y llamase como se llamase según el lugar, este condimento culinario se hace indispensable en casa de una de nosotras.... La afición al "pique" es tal que procura usarlo en la mayoría de los platos que prepara. Y como ello es sabido por la otra parte de Retro y con encanto, su santo esposo, hábil y casero "horticultor" en las macetas de su terraza, surte a menudo de guindillas a la obsesa del picante. Lo que no sabíamos, y hemos descubierto después de investigar un poco, es que estos pequeños pimientos se han usado desde antaño para aliviar dolores de lumbago, catarros y artrosis. Curioso, ¿verdad? Pues también reduce el colesterol, acelera el metabolismo y estimula la circulación sanguínea. Todo eso está muy bien, aunque nosotras hoy sólo buscamos su parte decorativa, y aquí la tenéis.





Foto



Foto



Foto


Foto

¿Coincidís en gustos? ¿Guindillas para comer o para decorar?

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Luminoso verdor...

Por el taller ronda, desde hace muchos años, esta lámpara de la multinacional Sueca. Y lo cierto es que pasa un poco desapercibida, así que decidimos sacarla del anonimato... ..., con pintura blanca ...

Celeste no es un color...

Seguro que más de uno recuerda esa graciosísima revista musical interpretada por la añorada Lina Morgan. En ella, la llegada a la Tierra de un angel celestíal llegará a provocar situaciónes de lo más ...

Vaivén de moda...

Antes de que una de nosotras fuera madre, ya sabía que, cuando llegara el momento, lo primero que iba a comprarse era una mecedora. Y así fue. En los primeros meses de gestación, de mellizos por ciert ...

Una joyita turquesa

En una cuba cercana al domicilio de una de nosotros "apareció", como por arte de magia y para que nuestros ojitos lo vieran, esta monada de perchero, ¡una joyilta! Era de madera y se encontr ...

Recomendamos