comunidades

Blanco y rojo, la decoración estrella de la Navidad

Hace nada estábamos remojando los pies en la playa, y sin darnos cuenta hemos empezado a buscar las primeras ideas para decorar en Navidad. Y es que sí, noviembre ha llegado sin avisar y eso significa que en apenas unas semanas asomarán los primeros adornos en las casas. ¡Y qué bonitos están los hogares en estas fechas! Las viviendas se embriagan de un aura muy especial, difícil de conseguir en otras épocas del año. 

Así, como todo en esta vida, la decoración ha evolucionado mucho en los últimos años, y la decoración navideña no se iba a quedar atrás. La tradicional combinación de rojo y verde es hoy sustituida o acompañada de colores metalizados, azules y todo tipo de tonalidades. El dorado y el plata han alcanzado un gran protagonismo en los últimos años, sin embargo, pase lo que pase, temporada tras temporada, hay un color que irremediablemente identifica a la Navidad, y ese es el rojo. 

Pero, en concreto, nosotros nos consideramos fans absolutos de la combinación de blanco y rojo (sí, la de nuestro adorable Papá Noel ;-)). Solo estos dos colores unidos son capaces de crear una atmósfera invernal y acogedora, y a la vez conseguir un efecto festivo y alegre difícil de igualar. Por eso, ¿qué os parece si vemos cómo llevar el rojo y el banco a toda la casa por Navidad?



Si hay una escena que represente a la Navidad, esa nos la da la fotografía de una familia cenando unida en torno a una mesa. Y es que las cenas y las comidas son el alma de estas fiestas. Por eso, lo normal es que le dediquemos una mayor atención a la preparación de la comida y, por supuesto, a la decoración de la mesa. ¡Es un día especial! Para ello podemos recurrir a salvamanteles, bajoplatos, las copas que guardamos el resto del año en la vitrina… No hace falta que usemos una vajilla con motivos navideños, que mantengamos guardada de año en año. Podemos combinar platos lisos en rojo y en blanco, y dejar los símbolos navideños para el centro de mesa, las servilletas, las velas. 





Y hablando de centros de mesa, con pocos elementos podemos crear rápidamente el nuestro. Por ejemplo, una base para cupcakes, con velas y ramas; un bonito jarrón con ramitas de madera y piñas; una caja de madera, botes de vidrio reciclados y pintados y flores secas en su interior… 





Por si os lo estabais preguntando, no, no nos hemos olvidado del gran protagonista, el árbol de Navidad. Y estas imágenes hablan por sí mismas… ¡No os olvidéis de envolver cajas vacías con papeles llamativos! 





¿No sois de árboles tradicionales? Entonces fichad estas ideas...






La flor de Pascua es otro de los símbolos de estas fechas tan especiales, por lo que no puede faltar en algún rincón de la casa…



Siempre decimos que los textiles son los grandes protagonistas de la decoración, y en Navidad no iba a ser menos…





Por último, imaginaos el pie del árbol lleno de regalos… Ahora, imaginaos la misma escena, pero con regalos envueltos con mimo y cariño, ¿verdad que la ilusión se multiplica? Por eso, aquí os dejamos algunas ideas para vuestros packaging navideños: 





¿Os han gustado estas ideas? Aquí podréis encontrar algunas ideas y consejos para empezar a planificar vuestra decoración para Navidad. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos