Error! El atributo "to" es obligatorio para el tag errores Cómo elegir las vallas de jardín para tu hogar | Decoración

Decoora Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo elegir las vallas de jardín para tu hogar

Vallas para el jardín


Las vallas de jardín son un elemento en el que no solemos pensar hasta que tenemos que utilizarlas para aportar seguridad e intimidad en nuestro hogar. Este detalle es una pieza clave para la estética de la casa vista desde fuera, ya que se trata de una presentación hacia el exterior. Pero esta valla no solo es cuestión de estética, puesto que es importante elegir buenos materiales que sean resistentes y seguros.

Las vallas de jardín para el hogar tienen materiales y estéticas muy variadas. Esto nos permite elegir la más adecuada para nuestro hogar, basándonos en el estilo de nuestra casa y también en las necesidades que tengamos.

Qué debemos plantearnos

A la hora de elegir las vallas de jardín tenemos que plantearnos distintas preguntas para saber qué valla tendremos que comprar. La primera es pensar para qué necesito una valla. Si se trata solamente de delimitar un espacio o también de aportar intimidad o incluso de crear un entorno seguro para nuestra familia. Otra pregunta consiste en el presupuesto que tenemos, ya que esto puede limitar el tipo de material a elegir. Por otro lado, también debemos pensar en el estilo de nuestro hogar para elegir adecuadamente una valla que combine con el jardín y la casa, ya que es una parte muy visual que se muestra como una presentación de nuestra casa hacia el exterior. Dependiendo de todos estos factores podemos elegir entre un tipo de valla u otra para proteger nuestro jardín.

Vallas de madera para el jardín

Valla de madera


Las vallas de madera se encuentran entre las más populares, puesto que se trata de un tipo de material que combina muy bien con el exterior de nuestro hogar. Estas vallas suelen estar tratadas, puesto que de lo contrario la madera se estropearía realmente rápido debido a la humedad, el sol o el mal tiempo. Si están bien tratadas aguantarán más. No obstante, este tipo de vallas necesitan siempre más mantenimiento que otras, puesto que la madera va a requerir manos de pintura, arreglar astillas u otros desperfectos. Pero el efecto que nos aporta es de una casa tradicional o con calidez. Incluso se utiliza en las casas modernas con madera en tonos claros. Su aspecto natural es ideal para combinar con un cuidado jardín.

Vallas en PVC

Valla de pvc


En la actualidad el PVC es un material que se utiliza para infinidad de cosas. Sus ventajas son muchas, ya que es un material resistente, pero también se trata de un material moderno con el que conseguir muchos tonos y acabados. Tiene un precio casi siempre asequible y el mantenimiento en estos casos es mínimo. El material aguanta bien las inclemencias del tiempo, de modo que se puede utilizar en cualquier lugar.

Vallas de metal

Vallas de metal


Las vallas metálicas son más pesadas que las de PVC, aunque su resistencia a lo largo de los años es muy grande. En la actualidad el metal cuenta con tratamientos para evitar el oxido y la corrosión. En este sentido tenemos un tipo de valla que no se elige tanto porque es menos económica que la de PVC pero que muestra unas estupendas ventajas.

Vallas con piedra

Valla de piedra


En algunos hogares pueden desear crear un muro con piedra que vaya a juego con la casa si esta tiene un estilo tradicional. En este caso se suele utilizar el revestimiento de piedra, ya que no son propiamente de piedra, o resultarían muy caras. El efecto es de gran calidad, por lo que es una opción para quienes dispongan de un buen presupuesto.

Vallas de cemento

Valla de cemento


Esta no es la opción más utilizada, puesto que no es muy estética, pero un muro de cemento simple nos puede ayudar a delimitar bien el jardín y a crear un espacio protegido frente al exterior. Estos muros pueden pintarse para darles un toque más bonito y adecuado para nuestro hogar. En este caso tenemos un material que es duradero, aunque con el paso del tiempo puede llegar a estropearse, puesto que le afectan las raíces y también las inclemencias del tiempo, pero es un tipo de material fuerte que nos asegura años de valla en nuestro jardín.

Añadir intimidad con las vallas

Muchas de estas vallas para el jardín solamente se utilizan para delimitar espacios, por lo que se pueden crear vallas con huecos a través de las cuales poder ver el exterior, ofreciendo más luz en el jardín. No obstante, en muchas ocasiones estas vallas están pensadas para dar intimidad a la zona del jardín frente a los vecinos. Así que en estos casos se suelen usar vallas tupidas en los diversos materiales. Otra opción consiste en añadir arbustos o enredaderas a las vallas para dar más intimidad ofreciendo un ambiente totalmente natural en el cerrado del jardín. Muchos de estos arbustos se añaden ya crecidos, porque esperar a que crezcan puede ser un proceso largo.

Fuente: este post proviene de Decoora, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo elegir la mejor tela de tapicería

Cuando estás pensando en escoger muebles tapizados para tu hogar lo primero que pensarás es el color que tienes que elegir para que encaje bien con tu decoración. En la sección de telas de cualquier t ...

Mesas y sillas de comedor, elige tu estilo

Si tienes que decorar la zona del comedor, seguramente te ha surgido la duda de qué mesas y sillas de comedor es mejor elegir. Hay muchísimos modelos, diseños, materiales y estilos, adaptados a todo t ...

Recomendamos