Blog de benavente Idea guardada 10 veces
La valoración media de 29 personas es: Excelente

Cómo poner una mesa bonita para ocasiones especiales

Que la comida entra por los ojos es de sobra sabido, una buena presentación para todo es fundamental. Cuidar la mesa en la que vamos a compartir una velada especial con amigos o familiares es muy sencillo, y hará que estemos mucho más a gusto.

No hace falta grandes cosas ni llenar la mesa de copas o cubiertos, pero una elección apropiada de los elementos que tengamos en casa o con un mínimo gasto, si los tenemos que adquirir, bastará para que deslumbremos a nuestros invitados. Con el "menos es más" siempre acertarás a la hora de poner una bonita mesa, lo único elegir bien lo que ponemos. 

1. Escogemos el lugar donde daremos nuestra comida o cena

En un lugar que tengamos con fácil acceso de entrar o salir es lo más adecuado, el sitio más espacioso de nuestra casa y sino apilamos sofás y dejamos un amplio espacio para la mesa donde pasaremos la velada. Nada de tele ni móviles en la entrada de nuestra casa ponemos una bandeja para dejar los móviles.
 

2. Colocamos encima de la mesa un protector

Así si se derrama algo cero preocupaciones
 

3. Ponemos el mantel

Limpio y planchado, el color mejor claro. Yo suelo elegir siempre en blanco para jugar con los complementos de color, como por ejemplo con las servilletas. 
 

4. Los cubiertos lo básicos y los mejores que tengamos

No hace falta tener todo un despliegue por la mesa de cubiertos para desconcertar a los invitados u ocupar espacio. Sacamos los mejores que tengamos y lo básico suficiente y si se necesita alguno más por alguna cosa puntual se saca y punto. Eso si procuremos ponerlos cada uno en su lugar a la izquierda del plato el tenedor y a la derecha el cuchillo y después la cuchara. 
 

5. La vajilla de domingos

Ponemos nuestra mejor vajilla y bien limpita. A mi también me gusta en blanco y con algún detalle dorado o plata. Dependerá del menú pero a mi me gusta poner plato llano y plato hondo. Me gusta poner un bajoplato también a modo de darle un punto de color a la mesa que son baratos y en cualquier bazar los encuentras. 
 

6. Copas, las mejores también, y solo una

Estamos invitando a amigos o familiares nada de volvernos locos y poner copa para  agua, vino, licor..... Una copa y cada comensal decidirá lo que quiere beber, que se necesita otra para no mezclar sabores se saca y punto. Recordar "menos es más". 
 

7. Elegir un centro de mesa según el tipo de comida

Por ejemplo, en Navidad pondremos un centro de mesa muy distinto que si celebramos San valentín, un cumpleaños o una reunión de amigos. Las velas y las flores secas funcionan muy bien, si se quiere ser algo original optaría por fotos nuestras con los invitados en situaciones que hayamos vivido incluso conseguir fotos de cuando eran pequeños y ponerlas en frente de donde queremos que se sientes estaría genial.

Tampoco excedernos en el adorno ni que sea muy alto porque debemos vernos todos los comensales y estar a gusto con espacio para movernos. Seguro que tienes muchas cosas en casa que si las colocas te sorprenderá o incluso que podamos conseguir a coste cero como hojas secas, piedras....

Y lo más importante de todo, disfrutar al máximo de la compañía.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos