comunidades

Cómo quitar algunas manchas




Las manchas nos arruinan una prenda de ropa, una cortina, un mantel y por mas que lavamos y fregamos, sigue allí desafiando nuestro buen humor. A continuación tendrás las soluciones para quitar algunas manchas:

Aceites vegetales: Se empapa y se trata la parte manchada con alcohol metílico y un poco de vinagre blanco. La mancha residual la eliminarás con solvente de limpieza (dependiendo del tipo de tela) a seco. Se repite esta última parte con varias aplicaciones, hasta que la mancha haya desaparecido o resulte imperceptible.

Aceite de motores: Frota con detergente liquido puro o lava con solvente para limpieza en seco.

Base de maquillaje: Frota la mancha con jabón líquido y después enjuaga. las cremas de base grasosas se quitan con solventes para limpieza en seco.

Café: Remoja en agua tibia con detergente. Después se trata con alcohol metílico. Lo residual lo tratas con peróxido de hidrógeno diluido. Las manchas de café con leche se lavan con agua tibia y jabón líquido.

Caramelo: Lava con detergente para vajilla y agua fría. Después aplica peróxido de hidrógeno diluido.

Cerveza: Conviene dejar la prenda en remojo en vinagre blanco y, si fuera necesario, jabón líquido. Luego enjuaga y lava a mano con agua muy caliente (dependiendo de la tela).

Cúrcuma y Curry: Remoja la prenda en amoniaco diluido o aguarrás y si la tela lo permite lavandina (cloro).

Chicle (goma de mascar): Debes congelar el chicle para desprenderlo fácilmente. Para ello, introduce la prenda en el freezer o pasa un cubo de hielo. Lo residual lo retiras con alcohol fino o aguarrás.

Chocolate: Retira los restos sólidos y lava con agua. Después remoja la prenda con detergente para vajilla. Si quedaran manchas residuales las quitas con solvente para limpieza en seco.

Desodorante: Primero trata la prenda con solvente para limpieza en seco y luego con amoníaco.

Esmalte de uñas: Quita con acetona (nunca con quita-esmaltes oleosos). Luego limpia con aguarrás o solvente para limpieza en seco y lava como de costumbre.

Frutas o jugos de frutas: Previo al lavado debes frotar la prenda con sal. Moja en agua fría y luego remoja con jabón líquido. A continuación lava con agua muy caliente (si la tela lo permite). Las manchas residuales las tratas con amoniaco, bórax o peróxido de hidrógeno diluido.

Grasa fría: La quitas con agua bien caliente y luego solvente para limpieza en seco y la secas con secador de mano.

Grasa caliente: Frota con detergente de vajilla y luego enjuaga.

Gaseosas: En primer lugar lava en agua fría y luego remoja en detergente de vajilla. Las manchas residuales las tratas con alcohol metílico y un poco de vinagre blanco.

Helado: Después de quitar los restos con una cuchara o cuchillo, remoja en solución caliente de jabón líquido. Las manchas grasosas las tratas con solvente para limpieza en seco.

Huevo: Primero enjuaga con agua fría y luego lava con detergente para vajilla. Las manchas rebeldes las tratas con peróxido de hidrógeno al que le agregas 5 gotas de amoniaco.

Laca: Primero aplica amilacetato y después solvente para limpieza en seco.

Lápiz labial: Se quita con alcohol metílico o solvente para limpieza en seco y luego lava en una solución de jabón líquido con unas gotas de amoniaco.

Licores: Lava primero con agua fría y luego con jabón líquido.

Manteca: el mismo procedimiento que para la grasa fría.

Mermelada: Enjuaga primero con agua fría y remoja después con jabón líquido. Si la mancha es rebelde, aplica peróxido de hidrógeno diluido.

Mostaza: Primero enjuaga con agua fría y luego deja en remojo en jabón líquido.

Nata (crema de leche): Enjuaga con agua fría y después lava con jabón líquido.

Perfumes: Trata primero con amoniaco que se aplica directamente del envase. Luego lava con jabón líquido.

Remolacha: Absorbe con una esponja humedecida en agua fría y después deja en remojo toda la noche en agua con detergente para vajilla.

Salsa de tomate: Aclara con agua fría y remoja en jabón líquido. De ser necesario, recurre al alcohol metílico para las manchas residuales.

Salsas (otras): Remoja en agua fría y detergente para vajilla. Las residuales las quitas con solvente para limpieza en seco.

Sangre: Enjuaga previamente en agua fría y remoja después en jabón líquido. Si fuera necesario aplica solvente para limpieza en seco.

Tabaco: Se aclara con agua fría y luego en vinagre blanco. Lava después con detergente para vajilla mezclado con un poco de alcohol metílico. Lo residual se trata con peróxido de hidrógeno diluido.

Vino: Absorbe de inmediato con sal fina en abundancia. Luego remoja en agua fría o bien en una solución de bórax durante 30 minutos. A continuación lava como de costumbre.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Consejos para bajar el colesterol

Un elevado porcentaje de la población española, concretamente el 20% mayor de 18 años, presenta un nivel de colesterol superior a 250 mg/dl (un valor excesivo), según un estudio de la Sociedad Español ...

Los genios de la humanidad

En tiempos de Jacob, en tierra de Canaan, alrededor del 1600 a.C, los hebreos fueron exclavizados por los egipcios y por eso, el conocimiento de los ángeles cabalísticos, fueron asociados a dioses egi ...

Copan la ventana al tiempo

Copan es un sitio arqueológico de la antigua civilización maya ubicado en el departamento de Copan al occidente de Honduras, a poca distancia de la frontera con Guatemala. Del siglo v al siglo IX fue ...

Iridología

El iris es la zona del centro del ojo que rodea la pupila, formando un círculo a su alrededor. Se lo distingue por el contraste de su color con el de la membrana denominada esclerótica (parte blanca d ...

Recomendamos