comunidades

Confianza

Deslizó la cortina hacia un lado. El espejo estaba empañado. Quizá, la ducha había durado demasiado. Se buscaba pero no se encontraba. El espejo se había quedado mudo cuando más necesitaba averiguar su rostro. Su rostro o algo más. Decidió dejar que el cuerpo se secara a su ritmo aunque tenía prisa, como por aquel entonces, cuando tenía trabajo y las duchas eran irremediablemente una estación de paso. No atrapó ni una sola gota. Se precipitaban al borde de un camino curvilíneo.

El vaho difuminaba cualquier pensamiento. Empezaba a desesperarse. Quería descubrir algo ya inventado. Quizá viéndose creería un poco más en sí misma. O quizá no. Pero irremediablemente, entre ese espejo y ella había algo mágico aunque también incrédulo para los demás. Algo que siempre llegaba después de cada ducha, cuando se miraba y se encontraba. Y entonces se reconocía. Era el único momento a solas que compartía con una lámina que se resistía a salir del baño mientras ella tenía que enfrentarse al mundo.

No se miraba para reprocharse nada. Ni siquiera para enjuiciar su reflejo. Simplemente fisgoneaba para encontrarse consigo misma. Tampoco decía nada, no hacía falta. El espejo le contaba que siguiera insistiendo, aunque el reflejo tardara en llegar. Que él nunca iba a abandonarla.  Que siempre iba a revelar la mirada más genuina, la suya. Y entonces ella se calmaba. No estaba sola. La seguridad que a veces parecía que había perdido, se revelaba cuando se quedaba frente al espejo. No se había extraviado, simplemente había que ir a buscarla.

Por fin se encontró. Respiró al verse. Se quedó más tranquila. Más segura. Más protegida. Era lo que necesitaba. Tenía una entrevista de trabajo después de mucho tiempo y necesitaba ese reflejo de confianza. Confiaba en su espejo. Pero sobre todo confiaba en ella. 











¡Feliz lunes!

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

BIMBA Y LOLA

No sé si queda bien decirlo pero qué ganas de frío, de capas, de mangas largas. Qué ganas mientras devoro la colección de BIMBA Y LOLA para el próximo otoño-invierno. La firma española vuelve a sorpre ...

La mirada de Amparo Garrido

Amparo Garrido solo necesita una mirada para crear una obra de arte. Esa mirada no necesariamente tiene que ser humana. De hecho, en algunos de sus trabajos como Soy Tú, los protagonistas son perros. ...

Una calle de París

Una calle de París, como empezaría la mítica canción de Duncan Dhu, es nuestro destino de hoy. Entramos en casa de Julie. Aquí vive con su hija pequeña. Los cuentos, los globos y las golosinas de colo ...

Ni flores ni otras cosas

Los sueños que hemos dejado de perseguir porque se nos ha ocurrido decir que ya es tarde. Los besos que no damos porque pensamos que no serán correspondidos. Las noches que no pasamos en vela porque a ...

Etiquetas: generalletras

Recomendamos