Blog de Esther Ruiz Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Decoración provenzal

Ambientes provenzales y acogedores

Existen personas que nacen con un instinto especial para concebir espacios armónicos. Se trata de mentes con un talento natural para el interiorismo que emplean su poderosa sensibilidad para hacer que lo que les rodea les haga sentir bien. Celia confiesa modestamente que la estética final de su casa cercana a Ferrol (A Coruña) no tiene nada de particular, simplemente, es la consecuencia de volcar la atención en los detalles empleando armas invencibles como el cariño y la pasión.

 

Rodeada de unos magníficos paisajes, la casa de Edgay, tal y como la conocemos en el foro de decoración de Facilisimo.com, es un derroche de delicadeza clásica. Nuestra visión se percatará enseguida de la magia que desprenden algunos rincones, donde lo provenzal y lo retro se dan la mano sin desentonar. Piezas de almonedas, luz a raudales y románticos zócalos coinciden en un escenario que ha ido evolucionando a medida que crecían sus habitantes.

 

 

 

En la cocina el alicatado dominaba hasta que se decidió a aplicar diferentes revestimientos para no levantar el azulejo. La piedra es la protagonista de las áreas de cocción, aguas y almacenaje, donde se descartaron los muebles altos. En lo que respecta a los electrodomésticos, son de la marca Bosch, excepto la tostadora, que es de Delonghi.

La tenacidad con la que Celia ha buscado resaltar la luminosidad en su vivienda se observa en la abundancia de tonos claros. Recibidor y distribuidores toman significación gracias a la gama de los blancos y cremas. Un espejo con marco antiguo, el pie de la lámpara, las velas y las molduras de las paredes son testimonios latentes del cuidado por el detalle.

"Protegí la zona de cocción con un panel de acero y coloqué una balda con halógenos, quedando muy bien iluminada", comenta esta lectora en relación a los fogones, cuya distribución es muy inteligente: "además de contar con una península y un par de taburetes, también dispuse una isla para almacenar, creando así un espacio extra de trabajo".

Además, el cuarto de baño del dormitorio tiene un bonito y alegre papel pintado de Laura Ashley. "La iluminación puntual a ambos lados de los espejos la conseguí gracias a unos apliques heredados", argumenta Celia, que reinterpretó estas luminarias con una mano de pintura y unas pantallas con motivos diferentes entre sí.

Este rincón está repleto de objetos decorativos preciosos, como las planchas de diferentes medidas o la vaca con cencerro. Por otro lado, hay que señalar que la propietaria de la casa se decantó por un par de focos de aluminio para dar luz al conjunto. La experiencia de Edgay nos recuerda que es posible dar con sorprendentes hallazgos en las tiendas de antigüedades.

"Revestimos el office con paneles de madera decapada, creando una composición en cuadrícula con molduras y listones", afirma Celia, que buscó un efecto provenzal al vestir las ventanas con telas de la marca Sati y estores de Ikea. La silla estilo ‘Thonet’ y la mesa del comedor informal son de Hanbel, mientras que el mantel, los taburetes y el reloj son de Acevedo.

Tanto en el baño de cortesía como en el principal, la dueña aplicó la misma filosofía que en la cocina: "tapamos todos los azulejos con un arrimadero de madera lacado blanco y dispusimos encimeras de madera". En el de invitados es de teca, mientras que en el de la habitación principal es de ipé, la grifería es de bronce de aire retro y la bañera fue sustituida por una ducha de obra.

Después de confeccionar ella misma las caídas que combinan con los estores de loneta de Ikea, aprovechó la cretona de la firma Sati para tapizar el bandó. La luz corre a cargo de una lámpara de techo heredada con pantallas de lino y pequeñas lágrimas. No podemos perder de vista el mueble de televisión convertido por milagro de la restauración, el mimbre y los cojines.

El dormitorio principal es un regalo lleno de ternura y emotividad y envuelto con un papel de Laura Ashley en el que se aprecian finas rayas azules y blancas. Bajo la ventana, el lecho parece sacado de un cuento de hadas a la hora del desayuno con menaje gentileza de Villeroy & Boch. La ropa de cama, de Zara Home y Sandra Marqués, juega al contraste con un viejo baúl de cuero.

El punto fuerte de la decoración está en el color: linos de tonos claros y cálidos en los sofás comprados en El Corte Inglés y unas alfombras grandes de KP para delimitar las estancias. En palabras de Celia: "he intentado crear una atmósfera acogedora con lámparas auxiliares por todas las esquinas e iluminando una balda que tenemos en todo el perímetro del salón con unos apliques".

Integrar los espacios para una mayor sensación de amplitud es un truco que Celia sabe emplear como una profesional: "en el salón decidimos disponer un arco de madera para reemplazar la puerta que lo separaba del distribuidor", admitiendo al mismo tiempo que "unificamos el suelo de toda la casa con tarima de merbau, pues anteriormente sólo estaba en el salón y en las habitaciones".

Para disimular el mecanismo de los estores, fabricados en lino y fibra, ubicaron una cornisa en la ventana, cuyo traje está compuesto por unos livianos visillos de lino de KA Internacional y unos de bambú de Ikea. En Acevedo se han adquirido la mayoría de los complementos: cojines, mantas, globo terráqueo, lámparas, cuadros...

En los dormitorios de los niños, Edgay lo tenía claro: "intenté dejar el ambiente un tanto despejado y para ello sólo lo decoré con lo justo y necesario". Unas anchas tiras amarillas tiñen el papel de Maison Decor escogido para Adrián, el hijo menor. Sobre la mesa de estudio de Acevedo descansan un reloj y una lupa, mientras que al lado de la librería de Lienzo de los Gazules hay un telescopio.

La estancia cuenta además con un gran armario cuyas puertas fueron aligeradas con tela de gallinero. Las piezas textiles de la cama tienen variada procedencia: la manta es de KA Internacional y la funda y el cubrecanapé son de Nicoleta. Además de hacer hincapié en la iluminación del espacio, Celia pone acento en la mesilla, "heredada de una de mis abuelas y renovada con una mano de pintura".

Los hijos de Celia ya son mayores y pasan el tiempo justo en casa. La alcoba de Edy, el hijo mayor, luce un zócalo blanco con molduras y un papel de Laura Ashley con franjas beige. La estrella del cuarto es un gran armario del siglo XIX. El buró es de Acevedo y la cama muestra una funda nórdica y cubrecanapé de Bassols, una colcha de Sandra Marqués y unos cuadrantes de Zara Home.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

decoración infantil dormitorio iluminación ...

Lámparas infantiles

Los colores suaves crean ambientes románticos

Los colores pasteles, que transmiten una enorme dosis de dulzura, siguen siendo claves en cualquier dormitorio infantil. El rosa y el azul siguen mandando, aunque en los últimos años las tonalidades más ácidas y alegres han ido ganando protagonismo. En lo referente a la iluminación, las pantallas en tonos clásicos hacen que la luz sea más cálida e inunde la estancia aportando un toque romántico. ...

Decoora Moderno Terrazas

Decoración en patios modernos

Pronto va a comenzar la temporada de sol y tendremos que tener a punto los espacios exteriores del hogar, como pueden ser los jardines y los patios. Hoy veremos algunas ideas de decoración en patios modernos. Los patios más actuales nos traen mezclas, materiales, ideas prácticas y sobre todo ambientes acogedores y agradables. Os vamos a mostrar ideas muy variadas de patios modernos. Desde los mini ...

Uncategorized

Sillas para toda la vida

Hoy quiero contaros una historia. Una historia que se remonta a hace unos 4 años y que trata de un regalo de boda muy especial. Hace más de 4 años cuando íbamos a casarnos y a venir a vivir a la Provenza, en uno de mis múltiples viajes Madrid- Marsella preparando todo, conocí a Lacroix: un lugar maravilloso en un pueblecito especializado en al artesanía del mimbre. Ellos son artesanos ebanistas fa ...