Blog de fabiola Idea guardada 5 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Decorar con amarillo

El amarillo es el color de la alegría por excelencia, ya que es capaz de llenar de luz y contraste cualquier habitación. No obstante, abusar de este tono en la decoración de nuestro hogar puede resultar demasiado pesado y estridente. Para todas aquellas amantes del color que busquen ideas sobre cómo combinarlo, aquí os dejo algunas claves.

Si queremos dar un toque más chic a nuestro salón, podemos decorarlo al completo en tonos tierra y blanco e introducir un elemento amarillo que se convierta en el centro de atención. Una buena idea es jugar con un sofá estampado con dicho color, ya que no romperá el estilo creado con el resto del mobiliario.

                        
Imagen 0
Imagen 2


También podemos limitarnos a jugar con distintos tonos y colocar únicamente los cojines en este tono tan llamativo. Siguiendo está línea, conseguiremos un efecto muy especial al combinar los cojines con una pared que posea un papel pintado similar.
         
Imagen 3
Imagen 4


Para el dormitorio, el estilo clásico y romántico no está reñido con el amarillo, puesto que mediante un tono casi dorado de papel pintado y los textiles en concordancia, crearemos un lecho de ensueño.

                               
Imagen 5


No obstante, si tenemos un gusto más minimalista, bastará con que las tulipas de las lámparas de las mesillas sean de este tono, con el mobiliario en blanco impoluto, e introducir algún cuadro de otro color llamativo, como el rojo, en contraste.

                                                  
Imagen 1

Fotos: Apartment Therapy

¿Qué os parece?
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos