Decoralinks Idea guardada 16 veces
La valoración media de 11 personas es: Muy buena

Fiesta sobre ruedas: el carrito camarera ha vuelto

Nunca pensé que acabaría haciendo un especial sobre camareras, esas mesitas auxiliares con ruedas que usaban nuestras abuelas para intentar llevar, de una sola vez, los platos y la comida de la cocina al comedor, y además facilitar su servicio. Es más, con tanta cocina abierta al salón, pensé que éstas eran ya cosa del pasado y que solo quedaban como elemento decorativo vintage o como barra de bar.

Sin embargo, he tenido que reconocer mi equivocación cuando una amiga me dijo que la primera medida que iba a poner en práctica al estrenar su casa era comprar una. Después del shock inicial preguntándome cuando esta amiga se había vuelto una abuela, tuve que darle la razón al explicarme el maratón que debían correr cada día para conseguir llevar 4 servicios completos y sus alimentos desde la cocina al salón. Y es que todavía quedan pisos, sobre todo en Madrid, donde el pasillo entre estas estancias es como la pasarela de Madrid Fashion Week, solo que en lugar de lucir palmito al son de la música, luces vajilla al son del tintineo.

Confirmado ha quedado después, que las camareras están viviendo una segunda juventud, no sólo por lo prácticas que pueden llegar a ser dentro o fuera de casa (de la cocina al jardín es ahora otro de los usos más extendidos) sino por los diseños tan renovados y cuidados que podemos ver. Tan bonitos, que más de uno se ha apuntado al carrito aunque solo sea para tenerlo de mesa auxiliar. Al fin y al cabo, ¿quien te dice que no te mudarás a uno de estos pisos burgueses de la Milla de Oro uno de estos días?

Ahora bien, sería aconsejable que cuando lo vayas a comprar, decidas el uso exacto que le quieres dar y en función de eso, elijas el mejor diseño. Por ejemplo, los de 2 ruedas y 2 patas fijas están muy bien para evitar que las bebidas salgan corriendo si por descuido alguien empuja el carrito al intentar servirse la tercera copa. Pero si realmente quieres la camarera para su uso primario, es decir, pasearla pasillo arriba pasillo abajo, te recomiendo las de 4 ruedas. Así no necesitarás inclinar la camarera para empujarla y la sopa no se meneará de su sitio.

Lo mismo has de plantearte con el tamaño, pues si es pequeña, nadie te quitará 3 viajes de ida y 3 de vuelta. O si por ejemplo no tiene una altura adecuada, puedes acabar con un problema de espalda en lugar de con uno de pies. O si no tiene barrita para empujarla, en cuyo caso puedes acabar empujando directamente el montón de platos sobre la camarera.

Mira esta selección y dinos cual es la tuya.

Algo de diseño

Plegable

Más clásico

Más divertido

Más funcional

Con triple espacio

Con sólo dos ruedas

De exterior

Compacto

Sólo para bebidas
Fuente: Misura Emme

De Ikea

¿Con cuál te quedas?

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos