Retro y con Encanto Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Buena

Muy naif...

La pintura Naif representa, para nosotras, ese espíritu infantil que no debería abandonarnos nunca... Ser capaz de pintar como un niño, siendo adulto ya, dice mucho sobre el sentir y el hacer de la persona que dibuja y colorea escenas de la forma más dulce, espontánea, alegre y colorida. Mucho hablamos entre nosotras del mito de Peter Pan... Pero, no es a este personaje, encantador, pero irresponsable, al que queremos conservar en nuestro interior. Hay que madurar, asumir obligaciones, comprometerse..., en definitiva, crecer. Y sería perfecto y precioso hacerlo sin perder la capacidad de asombro, de reírse de uno mismo, de confiar en el otro por sistema, de querer a pecho descubierto... Sin estar contaminados, en definitiva. Ahora que se acercan las Navidades, días en los que los más pequeños de la casa son los protagonistas indiscutibles, vamos a intentar recuperar un poco de esa esencia pura con la que todos nacemos; casi como si empezáramos a coger una lápiz para dar nuestros primeros trazos...





Foto



Foto



Foto



Foto



Foto
¿Tenéis alguna pintura de este estilo en casa? Y, lo más importante, vuestro animo navideño, ¿cómo se encuentra?

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Flores a la mesa!

¡Menudo fin de semana hemos pasado! No podíamos pedir más en cuanto al tiempo. Estamos a mediados de febrero y parece que la primavera se ha adelantado. Ayer mismo, ambas pasábamos un día de campo, en ...

Por culpa de Perico...

... Que no deja de afilarse sus uñitas en las sillas del comedor de una de nosotras...¡Observad cómo las tiene! Pero, de repente, nos saltó una página de venta de mobiliario por internet y no dudamos ...

Alma...x

El otro día, mientras charlábamos de nuestras cosas, hacíamos un descubrimiento sorprendente la una de la otra... No esperéis un gran secreto, algo chispeante o poco conveniente... ¡Qué va, qué va!; e ...

Esa pequeña lectora...

Durante un tiempo, una de nuestras hijas, siendo pequeña, estuvo dando clases de dibujo y pintura en una academia. La profesora, además de usar papel o lienzo, proporcionaba a sus alumnos unas bases d ...

Etiquetas: Cuadros

Recomendamos