hampton sc Idea guardada 3 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Forzar bulbos de interior





Una nueva propuesta sencilla y baratita para el Finde Frugal de 

Colorín Colorado.



Se trata de conseguir flores de interior forzando la floración de bulbos

en recipientes que tenemos por casa y que no son macetas pues

carecen de drenaje.

Es lo que yo llamo los "bulbos a la nórdica" ya que es muy frecuente

verlos en las decoraciones de casas escandinavas.

Una gran sopera, una fuente honda... Cualquier recipiente puede servir.

Yo he reutilizado unas latas de conservas, una taza-souvenir de la Prisión

de Alcatraz, un tarro de paté en cristal blanco y un recipiente de

porcelana turquesa.



Compré unos paquetes de bulbos en Lidl, donde suelen traerlos

cada temporada (unos 2 ? cada uno, con bastantes bulbos)

Elegí las variedades Muscari, Allium y Crocus.

Un saquito de humus de lombriz y unos cantos para el drenaje

es todo lo que necesitaremos.



Pondremos una cama de guijarros en la base de cada recipiente,

aproximadamente la mitad del mismo.

Llenaremos con humus e iremos colocando los bulbos en la superficie

con las puntas hacia arriba. 



















Agregaremos el agua suficiente para llegar a la base de los bulbos

y dejaremos reposar algunos días en una zona poco soleada.

Cuando notemos que los bulbos empiezan a echar raíces colocaremos

los recipientes en un lugar con bastante luz, cerca de una ventana

y vigilaremos el agua reponiéndola dos veces por semana para

mantener el nivel (no dejar nunca que se sequen).

Para evitar que los tallos crezcan demasiado y las flores se desplomen

por el peso, existe un truco que he leído y pienso probar después de

mi fracaso de años anteriores con los bulbos a la nórdica (aquí y aquí)

Se trata de emborrachar a los bulbos. Sí, como lo estáis oyendo...

Cuando los bulbos han crecido en la zona soleada durante una semana,

se vierte el agua que contienen los recipientes y se sustituye por una

mezcla de ginebra y agua en una proporción de una parte de ginebra

por cada cinco de agua.

De esta manera las plantas crecen sólo la mitad de su altura normal

pero con flores tan grandes y fragantes como de costumbre.



Ahora toca que la Naturaleza (algo forzada, ciertamente) siga su curso

y nos regale unas preciosas flores.

Ya os contaré si este año consigo mis bulbos a la nórdica.

Entre tanto os deseo un feliz fin de semana

y os invito a ver las otras propuestas frugales.





Fuente: este post proviene de hampton sc, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Visita a un viñedo de Oporto

Durante nuestro viaje a Oporto decidimos hacer alguna excursión por los alrededores y la idea de visitar un viñedo y bodega del afamado vino de Oporto nos sedujo desde el principio. Es una excursión d ...

Una encantadora casa rural en Galicia

Este año no habíamos programado las vacaciones de verano, Javier volvió de su curso en Chicago y ya tenía varios compromisos con amigos, novia, su padre... De este modo llegó agosto y no teníamos clar ...

Viaje a Oporto

La ciudad de Oporto siempre ha estado entre mis pendientes de visitar y finalmente pude hacerlo hace unas semanas. Fui acompañada por mi amiga Belén y no he podido tener mejor compañera de viaje, siem ...

Etiquetas: general

Recomendamos