Conforama Idea guardada 50 veces
La valoración media de 223 personas es: Muy buena

Slow deco para disfrutar como nunca antes de tu hogar

Nuestro ritmo de vida nos hacer ir con prisas a todos los lados y no disfrutamos lo suficiente del momento presente. Para combatir el estrés que esto genera, ha surgido una nueva filosofía conocida como Slow Life, que plantea la fórmula de desaceleración para ser más feliz. Dentro de este estilo de vida, nuestra casa tiene un gran protagonismo, ya que se convierte en nuestro refugio donde poder disfrutar del ocio y del descanso minuto a minuto. ¡Todo ello lo podremos conseguir con una decoración natural y relajada!

La clave está en seguir la tendencia Slow Deco para contagiar nuestra casa con un ambiente de calma y paz. Y es que en Conforama no nos cansamos de reivindicar la importancia de la decoración a la hora de definir el estilo de tu casa. Por eso queremos que viváis de nuevo la pasión deco en nuestros Días de la Decoración: ¡Os invitamos a visitarnos y descubrir en nuestras tiendas todos los secretos de la decoración natural, en persona! Además, si nos seguís en las Redes Sociales podréis participar en los concursos especiales que tenemos para vosotros.

Y para que empecéis a abrir boca, os contamos cómo conseguir esta decoración slow y natural.

Fuente: Conforama


Fuente: Conforama

1. La madera como material estrella

Cálida, ecológica y atemporal, así es la madera para decorar una casa. Protagonista de otros estilos, como el nórdico o el industrial, tampoco puede faltar dentro de la tendencia natural. Además de elegir este material para los muebles, escoge pequeños objetos de decoración de madera. Pon un marco de fotos, un farillo o unas letras llenar de amor para contagiar tu hogar de la buena energía que trasmite este elemento de la naturaleza. 

Fuente: Conforama

2. Apuesta por las materias primas

Además de la madera, en una casa slow tiene cabida cualquier material que provenga de la naturaleza, ya sea piedra, arena o cualquier otra fibra vegetal, como el bambú o el mimbre. Crea un ambiente zen y acogedor y deja que el exterior se cuele en tu hogar en forma de decoración para que cada espacio invite a ser "vivido". 

Dentro del slow deco, se prefieren los espacios abiertos que favorezcan la comunicación y la participación de la familia para la vida en el hogar. Si quieres deshacerte de los tabiques, pero prefieres diferenciar estancias dentro de un mismo espacio, este biombo de fibras naturales trenzadas le dará un toque muy exótico a tu hogar.

Fuente: Conforama

3. Orden para tener un hogar feliz

Mantener el orden en casa facilita la vida y está comprobado. Todo lo que nos rodea influye en nuestro ánimo, por eso, si mantenemos todo organizado, conseguiremos lograr un ambiente de equilibrio y armonía que se reflejará en nosotros mismos. El desorden provoca distracciones que nos impiden disfrutar del ahora. 

Un solución para conseguir almacenaje extra y mantener el orden es utilizar cajas o cestos, mucho mejor si estos están hechos con materiales naturales. En nuestras tiendas podrás encontrar todo tipo de cestos y de todos los tamaños para tener todo más organizado.

Fuente: Conforama

4. Presencia de la naturaleza

La naturaleza es una gran aliada para conseguir una atmósfera de relax que nos haga olvidarnos de nuestras obligaciones diarias y tareas pendientes. Una buena idea puede ser poner cuadros con lugares exóticos o paisajes naturales que te transporten a un remanso de paz. Es una forma de tenerla siempre presente en tu hogar. 

Fuente: Conforama

5. Deja que la luz entre a raudales

En un hogar slow no puede faltar la luz natural. Saca el máximo partido a las ventanas, no las bloquees y elige cortinas ligeras y translúcidas para dejar que la estancia brille. La luz y el calor del sol es reconfortable. Si no tienes la suerte de tener una casa muy luminosa, puedes conseguir un efecto similar con una buena configuración de iluminación artificial.

Otra forma de potenciar la luminosidad de una estancia es utilizar espejos, ya que estos reflejan la luz y la multiplican. Puedes elegir un espejo grande, que además añade amplitud, o crear una composición decorativa con miniespejos en la pared.

Fuente: Conforama

6. Dale un toque verde a tu hogar

¿Hay algo más natural que las plantas? Introduce en tu hogar naturaleza viva. Las plantas purifican el aire, relajan la vista y reducen los ruidos. Deja espacio siempre para ellas, cualquier lugar donde las pongas, lo convertirás en un rincón especial. Si no tienes tiempo para estar pendiente de sus cuidados, siempre tienes la opción de elegir plantas artificiales que estarán siempre verdes y aportarán el mismo efecto visual. 

Fuente: Conforama

7. Textiles confortables para vestir tu casa

Las alfombras, los cojines y las cortinas también forman parte de la decoración, de hecho, si prescindes de alguno de ellos, el efecto puede ser de hogar inacabado. Para una decoración slow, es preferible utilizar tejidos naturales como el algodón o el lino. Mantén una gama de tonos suaves como el beige, el blanco o el gris claro para potenciar el descanso visual. Ante todo, huye de los colores estridentes. 

Fuente: Conforama


Para captar más la tendencia slow deco, os dejamos estas imágenes con diferentes estancias decoradas al estilo natural. ¡Te convencerán!






Ya conoces las claves en decoración para conseguir un hogar con personalidad y que siga la tendencia natural. En Conforama podrás encontrar todo lo que necesitas para tener una slow casa.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos