comunidades

Un dormitorio con buen Feng Shui

Una dura jornada laboral, el estrés de lidiar con los niños, dejar todo listo para el día siguiente, hacer los últimos recados... Cuando todo esto concluye, llega el momento de acostarte y relajarte en tu cama. ¿Has echado cuentas? Pasas un tercio del día durmiendo, así que presta atención a cómo el Feng Shui puede ayudarte a descansar mejor. ¿No te lo crees? Ficha estos 10 consejos y empieza a dormir como un bebé



1. A veces por cuestión de metros cuadrados es inevitable, pero guardar cosas debajo de la cama no deja fluir la energía positiva. Descarta los canapés elevables o las cama nido en los cuartos de los más pequeños. 

2. El orden está íntimamente ligado al Feng Shui. Olvídate de dejar ropa tirada sobre la cómoda o en una silla. Al finalizar el día, dedica unos minutos a colocar la ropa en su sitio y mantén los armarios en perfecto orden.

3. La distribución de la estancia juega un papel central en la energía. Lo ideal es colocar la cama en una posición donde veas entrar a cualquier persona por la puerta, este requisito es sencillo y se cumple en casi todos los dormitorios. 

4. ¡Mucho cuidado con el cabecero! Siempre debe estar apoyado en la pared para transmitir fuerza y confianza. Esta disciplina desaconseja colocar la cama debajo de la ventana, puesto que puede acarrear dolores de cabeza.  Las cortinas dobles no solo son decorativas, sino que son la herramienta perfecta para evitar que la buena energía se marche por la ventana.

5. Los aparatos electrónicos generan campos electromagnéticos que pueden afectar y comprometer tu salud. El dormitorio debe ser sinónimo de paz y descanso, olvida la tele, el ordenador, la tablet o el móvil. 

Complementa esta información con los siguientes consejos para descansar a pierna suelta.

6. La cromoterapía estudia la incidencia del color en las emociones. En el dormitorio se aconseja utilizar tonos blancos, grises, malvas o azules, ya que proyectan paz y relax, que es justo lo que necesitas. 

7. La iluminación a veces pasa desapercibida, pero es uno de los grandes aliados para crear sensaciones en casa. El Feng Shui evita la iluminación directa, consiguiendo ambientes más acogedores. En este caso, la luz de las mesillas crea una atmósfera relajante.

8. Una forma de sintonizar el chi (energía) es diseñar el cabecero acorde al elemento que mejor te defina, escogiendo entre tierra, agua, metal, fuego o madera. Estos guardan relación directa con tu fecha de nacimiento. Si no puedes llevar a cabo un diseño personalizado del mueble, bastará con evitar los muebles altos (armarios o cómodas) cerca de la cama.

9. Para conciliar el sueño, la calidad del aire es muy importante, por eso es preciso que ventiles todos los días a primera hora de la mañana, sobre todo en verano para refrescar el ambiente y evitar que entre el calor.

10. Por último, los espejos suelen ser uno de los aspectos más polémicos del Feng Shui. Casi todos los expertos coinciden en que tener un espejo frente a la cama fomenta un sueño más ligero, lo mejor es reservar su uso para la zona del vestidor. 

Esperamos que estos consejos te ayuden a descansar y tener un sueño más placido. La decoración no solo conseguirá que tu casa sea más bonita, sino que puede llegar a cambiar tus emociones y hacerte más feliz. ¡Atento al próximo post de Vivienda Saludable! 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos