Retro y con Encanto Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cepillando...

Es de lo más relajante observar cómo un gato se acicala... Se toma su tiempo..., con tranquilidad, con cadencia, con elegancia.... Se lame cada "rincón" de su cuerpo de forma silenciosa, e ignorando por completo al resto del mundo, sobre todo a ti, que te quedas embobado disfrutando del aseo del minino. Un día te das cuenta que también le gusta que tú le ayudes a atildarse, y que un cepillado suave y sin estridencias puede llegar a encantarle. Incluso te lo pedirá. Perico, nuestra mascota del blog, aunque "propiedad" (el amo es él, que conste) de una de nosotras, aprovecha que vas al baño para pedir, primero, que le abras el grifo de de la bañera y dejes un hilo de agua para proceder a hidratarse. Luego, se afila sus uñas en la alfombrilla y se te queda mirando anhelante hasta que abres el cajón donde guardamos su cepillo... Entonces se tumba y empieza a ronronear mientras la dueña procede.... Y es que, hay que reconocer que un cepillo da muchas alegrías y beneficios, ¿no? Nuestro cabello, nuestros dientes, nuestra espalda, nuestra ropa.... ¡Y decoran!




Foto



Foto



Foto



Foto
Así que, ya sabéis, coged un cepillo y....

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bajo el mueble...

Todos tenemos un lugar en el mundo o en nuestro hogar, un lugar donde nos sentimos seguros, donde disfrutamos de nuestra soledad, de nuestro tiempo de recogimiento o, simplemente, donde jugamos con nu ...

¡DE SORTEO!

¡Por poco nos olvidamos de nuestro sexto cumple blog! Pasan las semanas a velocidad de vértigo, siempre con la espada de Damocles de cumplir todos los objetivos previstos, y se dejan en el camino mome ...

Atando cabos y letras...

Una de nosotras tiene cierta habilidad... Desde el primer momento "cala" a las personas que entran en su vida. Tiene ojo clínico para saber si van de frente o si, por el contrario, van a cau ...

Y volver, volver, volver...

Cuando vimos, no hace mucho, estos bolsos tejidos y acompañados de unas asas rígidas, nos dio un vuelco el corazón... ¡De niñas teníamos unos casi idénticos! Nuestras madres los confeccionaron para no ...

Etiquetas: Menaje aseo

Recomendamos