ESPACIO POSITIVO Idea guardada 15 veces
La valoración media de 37 personas es: Muy buena

Espacios positivos, sácale jugo a los tuyos

¿A quién le gusta sentirse encerrado en un espacio reducido? A mí no. Creo que a nadie. Estar en espacios reducidos me hace sentir claustrofóbica, como si me faltara el aire. Si estás leyendo este post, seguramente te pasa lo mismo que a mí. 

Es muy común pensar que un espacio pequeño no tiene remedio y que, por su limitación espacial, es y será un espacio reducido sin importar de qué forma se distribuyan los elementos que integren ese espacio. 

Para nuestra fortuna ¡esto es un mito! Actualmente, existen herramientas tecnológicas que nos permiten diseñar un espacio de forma mucho más eficiente. Además, con un poco de asesoría y los medios necesarios podemos convertir un espacio pequeño en un lugar del cual no querrás salir. 

Primero que nada, es necesario analizar cual será la funcionalidad del espacio pequeño que queremos reacondicionar. Es muy diferente el trato que debe dársele a un espacio en el cual recibiremos varios invitados; que a aquel espacio que es puramente decorativo.
 
Una vez que definimos la funcionalidad de nuestro espacio, es necesario definir algunos detalles que nos permitirán una mejor planeación. En este caso, es necesario definir el número de comensales para los cuales queremos nuestro comedor. Ello nos permitirá tener una idea más clara acerca de las dimensiones de la mesa, y la distribución de las sillas, por nombrar algunos.
 
Utilicemos un ejemplo concreto. Si nuestra mesa es circular, podemos acomodarla en medio del salón. También podríamos acomodarla de forma contigua a la pared (aunque castigaríamos algunos lugares). Pero la opción que más me gusta a mí es aprovechar recursos como bancas y sillas , pues nos ayuda a maximizar el espacio, contribuye a una distribución eficiente del mobiliario, mejora sustancialmente la circulación y es visualmente atractivo.

A continuación, te enseño algunos ejemplos de cada uno.








Recuerda que cualquiera de las opciones de comedor que elijas debe de brindarte comodidad, pero sin sacrificar su funcionalidad. Adicionalmente, es necesario destacar que los accesorios y la decoración juegan un papel fundamental en la creación de una atmósfera que sea capaz de atrapar tu atención.

Los espejos son primordiales ya que reflejan la luz y hacen que los espacios luzcan más amplios. Por ejemplo, una pared llena de espejos te ayudará a que el espacio luzca más amplio. Sin embargo, debes tener cuidado con no saturar. Para ello, los marcos de los espejos deben ser lo más delgados posibles, pues necesitamos que pasen desapercibidos y no llamen la atención.





Los cuadros o el material fotográfico también son de gran ayuda. Enmarcar la pared y darle un toque visual es fundamental para la creación de armonía en un espacio reducido. Por su parte, una lámpara puede ser el elemento que, además de ser un atractivo visual, brinde parsimonia y neutralidad en conjunto.



Por último, no nos puede faltar el tapete. Un tapete puede hacer que nuestro espacio se vea más amplio.

Debemos tener cuidado de no utilizar un tapete con un patrón o patrones fuertemente marcados, pues saturaremos el espacio y no lograremos el objetivo de hacerlo lucir más amplio. Por el contrario, el tapete debe ser sobrio y su dimensión debe ser mucho mayor al área que ocupan las sillas y la mesa, tip: el tapete o alfombra que elijas debe ser 1.20 mts más largo que la mesa de cada lado. 


En resumen, con un poco de paciencia y creatividad podemos convertir un espacio que nos hace sentir encerrados, en un espacio lindo, amplio y llamativo. Recuerda, las bancas y sillas ad hoc son básicas, un poco de espejos, una lámpara divina y un tapete sobrio pueden convertir tu comedor en uno de cuento de hadas. Inténtalo.

No dejes de estar al pendiente de los tips que tendremos más adelante para los demás espacios reducidos de nuestra casa.
 
¡Hasta la próxima!

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos