comunidades

Decoración y organización de bibliotecas en casa



Si alguna vez te ha pasado que necesitas una información o un dato y sabes perfectamente en que libro está o simplemente buscas un libro en casa y no lo encuentras por ningún lado, ha llegado el momento de poner un poco de orden en tu biblioteca personal.



Ya sea que te encuentres en el grupo de los lectores habituales, que debas consultar libros por trabajo o estudio o que simplemente desees tener más orden en casa, organizar tus libros de manera razonada servirá a hacer más fáciles tus búsquedas y, cosa no menos importante, a dar un toque decorativo novedoso e interesante a tus interiores renovando tu estudio, biblioteca o sala.  



Y es que aunque vivimos en un mundo donde lo digital toma cada día mayor fuerza, es muy fácil que aunque seas un lector esporádico hayas terminado por acumular una considerable cantidad de libros entre los tuyos, los que te regalan, los de tus hijos y familiares y que buscar un texto en específico se haya vuelto una actividad larga y extenuante.



A continuación te comparto una serie de consejos para organizar tu biblioteca y que esta se vuelva un espacio agradable y ordenado donde, además, disfrutarás con mayor gusto del hábito de la lectura.

1. Comienza por reunir todos los libros de la casa en un solo lugar. Sácalos de los estantes, repisas o libreros y sacúdelos. Del mismo modo, aprovecha para limpiar muy bien el mueble donde los acomodarás.



2. Decide como los organizarás. Hay muchos métodos, puedes organizarlos según el autor, el tema, la editorial, la pertenencia a una persona, el tamaño o color o por orden alfabético. Esto dependerá de tus necesidades y gustos. Separa entonces los libros según el criterio que hayas elegido y mantenlos temporáneamente en cajas o sobre un mueble mientras llevas a cabo el siguiente paso.



3. Haz un inventario. Eso te va a llevar seguramente tiempo pero las ventajas son indudables: encontrarás tus libros muy fácil y rápidamente, no se te volverás a perder ninguno y sabrás siempre donde están aunque los prestes o los muevas de lugar.  Puedes hacer un documento en Word o Excel tú mismo o usar algún programa profesional de inventario de libros presente en el web.

4. Asigna a cada libro un número, pégalo sobre su costado con una etiqueta y regístralo en tu inventario. Este es un paso fundamental para que tu inventario funcione de manera eficaz. Hay quien ama también marcar sus libros con su nombre, una sigla, un sello de agua o alguna palabra que los haga inmediatamente reconocibles como parte de su acervo.



5. Si optaste por una división por tema o autor, podrá ser muy útil colocar un pequeño cartel sobre el mueble correspondiente con el título del tema o el nombre del autor, un poco como se hace en las librerías. Esto te permitirá una identificación aún más veloz.



6. Finalmente estás lista para comenzar a colocar los libros en el lugar donde los vas a almacenar. No olvides seguir cuidadosamente la numeración del inventario para que tus libros queden perfectamente identificables.



Ahora que el orden reina sobre los libros de tu biblioteca, solo me queda por darte algunos tips de bibliotecario para que puedas disfrutar de tus lecturas favoritas por mucho tiempo:

1. Antes de abrir un libro sacude muy bien los tres cantos de las hojas, de esta manera evitarás que el polvo entre dentro del libro.
2. Protege tus libros de la luz solar directa y de la humedad, ¡son sus peores enemigos!
3. Evita usar olores penetrantes en las áreas donde tienes libros, como humo de cigarro o aromatizadores de ambiente

A continuación te dejo una inspiradora galería de imágenes de bibliotecas que no son solo una fuente de saber, ¡sino también de hermosura!















¿Qué te han parecido estas ideas? Compárteme tus ideas favoritas y, ¡te espero en el próximo post con más ideas que facilitan tu vida!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos