comunidades

Dormitorios infantiles: ¡orden a su medida!

La llegada de un niño a la familia supone una auténtica revolución, tanto a nivel emocional como a nivel práctico. Esas minipersonas vienen cargadas de amor, pero también de juguetes y todo tipo de objetos de utilidad más o menos dudosa. Por eso, la primera lección que debemos aprender si no queremos perder los nervios en más de una ocasión es que el orden , tal y como lo entendíamos hasta ahora, tardará en restablecerse.

¡Pero no hay que alarmarse! Según van creciendo está en nuestras manos el educarles en el valor de la convivencia, lo que implica acostumbrarle a asumir ciertas normas del hogar, y la organización suele ser clave para dicha convivencia. Por eso, empezad cuanto antes a enseñarles a ser cuidadosos y ordenados con sus cosas, para lo cual influirá muchísimo la independencia y autonomía que les demos: ¿habéis oído hablar del método Montessori?

¿Qué es el método Montessori?

En los últimos años son muchas las corrientes educativas que se han ido imponiendo en el mundo de la crianza. Así, una de las más demandadas es el método Montessori.

Ideado por la educadora y doctora María Montessori, este método se basa en incentivar las capacidades individuales de cada niño, tanto intelectuales como físicas, intentando fomentar al máximo su independencia. Así, crear un entorno adaptado es fundamental, y en el método Montessori esta adaptación pasa por dar autonomía a los niños con muebles y accesorios a su altura, a los que siempre tengan acceso.


 

¡Orden a su medida!

Partiendo de esta idea de autonomía del método Montessori, hoy en Conforama nos hemos propuesto fomentar la educación de los niños en el orden y, para ello, vamos a ver algunas ideas de decoración adaptadas a su medida, para que puedan recoger sus juguetes y demás pertenencias sin ayuda. Recordad, hacerles sentir ‘mayores’ suele funcionar. :-)

Ropa siempre recogida

A la vez que les enseñamos a vestirse solitos, podemos y debemos acostumbrarles a recoger las prendas. Pero, para ello, debemos ofrecerles el espacio adaptado, que puede darse en pequeñas perchas o percheros colgados a su altura para dejar el abrigo y la mochila según lleguen a casa, un burro con altura regulable para colgar la ropa del día a día…


Ficha algunas ideas en Conforama: 
Fuente: Conforama

 

Cestas para todo

Las cestas son, sin duda, el mejor amigo del orden. Tenerlas siempre a mano y poderlas desplazar invitarán a nuestros peques a recoger los juguetes con más facilidad. Además, podéis convertir la tarea en un juego, fijando una canción que asocien al momento de guardar los juguetes. Con los días se convertirá en parte de la rutina del juego y podremos olvidarnos de tener todo por medio.



En Conforama encontrarás cestas de diferentes estilos y materiales: 

Fuente: Conforama

 

Muebles abiertos

Aunque es cierto que las cómodas y muebles de cajones nos proporcionan una mayor sensación de organización ‘ocultando’ todo lo que no queremos que sea visto, el método Montessori invita a que todos los juguetes estén accesibles y a la vista. Para ello, lo mejor son las estanterías bajas. Además, en cada balda podemos poner bandejas o cestas, para que los niños puedan desplazar los juguetes sin problemas.



Estos modelos los encontraréis en Conforama: 
Fuente: Conforama

 

Tips: es importante que cada juguete tenga ‘su espacio’, es decir, no amontonar unos sobre otros, para evitar el caos y hacer que sea más fácil centrar su atención. Además, debemos dividirlos por temáticas: juguetes sensoriales, para el desarrollo del lenguaje, para trabajar las matemáticas… Por su parte, en el método Montessori encontramos por un lado juguetes y por otro materiales, que no deben mezclarse.

 

Su rincón de lectura

La lectura forma una parte esencial en la educación y desarrollo del niño. Por eso, vamos a crear un rincón cómodo y relajado que les invite a sentarse a disfrutar de sus cuentos y a vivir todo tipo de aventuras que fomenten su imaginación y creatividad. Así, ese agradable rincón de lectura se puede crear con cojines en el suelo, una alfombra, un puff y una caja con ruedas o baldas en la pared (siempre a su altura) donde almacenar los libros.



¡Fíchalo en Conforama! 

Fuente: Conforama

 

Además, recordad que en un ambiente Montessori es fundamental contar con espacios despejados y seguros que permitan al niño poner en práctica el juego libre y, para eso, el orden será fundamental. Entrad en Conforama y encontrad diferentes soluciones para que la organización en vuestra casa sea una realidad.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos