comunidades

11 trucos infalibles para poner tu armario en orden esta primavera




Con los equinocios y, más concretamente, con el de la llegada de la primavera, es muy común hacer algún cambio o reforma en nuestro hogar, por grande o pequeña que sea. Psicológicamente, nos ayuda a dar ese paso a otra estación en la que nos esperan días más largos y, por consiguiente, más planes y eventos familiares o con amigos; pero, sobre todo, días en los que estaremos de mejor humor ¡y todo gracias al buen tiempo! ¡Qué le vamos a hacer! Forma parte de nuestro carácter e idiosincrasia mediterránea: la luz nos afecta y es una evidencia. ¡Saquemos partido a esta circunstancia también en casa! ¿Cómo? Una buena forma de dar la bienvenida a la nueva estación es centrarse en nuestro armario y sacarle el máximo partido posible a todos los niveles.

Limpieza, orden, donar la ropa que ya no usemos y hacer espacio para nuevas prendas que nos apetezca lucir a corto plazo... todo ello puede contribuir a esta pequeña reforma tan ilusionante. ¡Gracias a este cambio te sentirás mucho mejor emocionalmente! ¿Lo dudas? Te contamos cómo...

Una profunda limpieza y un buen aroma es fundamental

Podemos comenzar con algunos consejos a nivel práctico: hablamos de la limpieza. Es cierto que a menudo solemos limpiar los armarios de la casa de una forma superficial, pero ahora toca hacer limpieza en profundidad. Ello requiere vaciar por completo el armario y limpiar y desinfectar bien el mismo. El sello será hacer que huela bien y que cada mañana ese soplo de aroma fresco nos anime a comenzar el día.



¿Te has planteado pasar la aspiradora dentro del armario? Quizá no, pero prometemos que dará buenos resultados. Y es que toda aspiradora lleva incorporada una función para aquellos espacios y recovecos más complejos, como es este caso.

No subestimes el poder de un paño húmedo, pues es de los mejores trucos para eliminar el polvo y las pelusas acumuladas, ya que el poder de la humedad hará que se impregne el paño de ellos y no sigan revoloteando dentro del armario.



Si guardas el calzado en el mismo armario donde está tu ropa, aunque no es lo más recomendable, si no hay otra opción, debes tener cuidado a la hora de separar ambos ambientes. Utiliza bolsas de tela, que puedes adquirir hoy en día en cualquier sitio, para que tus zapatos no adquieran polvo y tampoco se traslade el posible aroma a 'usado' al resto del armario.

Hay multitud de trucos caseros sostenibles para dotar de un buen aroma a tu armario sin recurrir a productos químicos. Prueba con los más duraderos. Uno bastante eficaz es el de colocar algodoncitos impregnados en suavizante por diferentes lugares del armario. La ropa olerá siempre a 'limpio' y así no deberás escoger entre una u otra fragancia. Si por el contrario, te gustan los olores con más personalidad, puedes optar por unas ramitas de canela o de vainilla y colocarlas, igualmente, en zonas estratégicas del armario. ¡Notarás la diferencia!



¿Sabes que, de vez en cuando, dejar tu armario abierto de par en par con la ventana de tu habitación abierta es sinónimo de purificar? De una manera sencilla y nada costosa estaremos empleando prácticamente el mejor truco de todos: dejar que fluya el aire por toda la estancia, y también dentro del armario. ¡La forma más óptima de renovar energías!

Orden: sácale partido al espacio

Lógicamente, el primer consejo que debemos darte es el de 'quédate con lo realmente necesario'. Con ello no nos referimos a tirar prendas que nos gusten, pero sí plantearnos donarlas, si están en buen estado. Estarás haciendo una buena obra y liberarás tu armario de ropa innecesaria que ocupa un espacio que ya no le pertenece. Proponte hacerlo una vez o dos cada trimestre. ¡Ya verás como lo agradeces!



¿Qué os parece si le damos 'un giro' al orden de nuestro vestidor y colocamos nuestra ropa por colores, texturas o estaciones? Dar un orden lógico a nuestras prendas nos proporcionará más comodidad y rapidez a la hora de elegir la ropa y de hacernos una idea de nuestro look y visualizarlo mejor cada mañana.

Si por fortuna puedes disfrutar de un armario muy amplio en el que, aunque cueste creerlo, te sobre espacio, siempre puedes planificar cada lugar para que este sea destinado a una función concreta. Por ejemplo, utiliza la parte izquierda para la ropa de otras temporadas, para, finalmente, colocar en el lado derecho aquellas prendas propias de esta época. ¡O al revés! Juega y crea ya que el espacio te lo permite. Es muy gratificante, especialmente cuando hablamos de espacios enormes.



Hazte con bolsitas de tela, cestas y cajas de cartón para ordenar tu armario. En el orden tiene mucho que ver la colocación estratégica de ciertas 'ayudas extra' como pueden ser ellas. Gracias a estos trucos de almacenaje ganarás en práctica y en estética a la par.

Si tu armario está a la vista o es un vestidor conformado por estantes al aire libre y algún riel donde colocas las camisas y vestidos, esmérate mucho más en eliminar el polvo. Hazte con un plumero (que sólo utilices con la ropa) y pásalo cuidadosamente por encima. Además, otra idea socorrida es la de cubrir ligeramente la ropa que esté al aire libre, con una tela especial para ello y así salvaguardarla del polvo.

Como ves, son muchos los trucos que puedes poner en marcha, esta vez, con la llegada del buen tiempo. ¡Y todo gracias al orden y al cariño empleado en cada reforma, por pequeña que sea! ¡Nos vemos en el siguiente capítulo!  Y recuerda que aquí podrás encontrar más ideas y consejos para los cambios de estación en tu armario.

¡Hasta pronto!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos